El F1 de 6 ruedas

Hoy ha sido una gran tarde de Fórmula 1, una carrera que la recordaremos por mucho tiempo, aún cuando tuvimos que esperar dos horas para que se reanudara la competición tras impresionante diluvio en Montreal, Canadá. Durante la narración que hacía la gente de Fox Sports Latinoamérica mencionaron a la escudería británica Tyrrell, propiedad de Ken Tyrrell y me vinieron a la mente grandes recuerdos. Este equipo fue vendido a la tabacalera British American Tobacco y en 1999 convirtió Tyrrell Racing en British American Racing, así permaneció hasta 2006 cuando Honda adquirió al equipo y pasó a ser llamado Honda Racing F1. Finalmente Honda vendió el equipo en 2009 a Ross Brawn y lo renombró Brawn GP. Hoy en día la estructura de lo que hace 13 años fue Tyrrell se llama Petronas Mercedes GP y tiene como pilotos a los alemanes Nico Rosberg y Michael Schumacher, interesante camino en poco más de una década ¿no?. Sin embargo sólo quería ponerlos en contexto, de lo que realmente les quiero hablar es del único auto de carreras de F1 que ha llevado más de cuatro ruedas: el Tyrrell P34.

En 1976 Derek Gardner, diseñador en jefe de Tyrrell Racing desarrolló un auto que llevó el nombre de P34 (Project 34) que contaba con un motor V8 de manufactura Ford – Cosworth que erogaba 485 HP, una transmisión Hewland de 5 velocidades secuenciales, un chasis monocasco de aluminio y llantas GoodYear, se alimentaba con gasolina de carreras Elf y pesaba 595 kg, su largo total era de 4.32 m. Debutó en el Gran Premio de España en el Jarama el 2 de mayo de 1976, competiría con varias modificaciones durante 29 carreras más hasta el GP de Japón en Fuji el 23 de octubre de 1977. Tres pilotos conducirían el P34: Patrick Depailler, Ronnie Peterson y Jody Scheckter, siendo este último quien ganaría el GP de Suecia en 1976 a bordo de éste bólido. ¿Su principal característica? Tenía 6 ruedas, un eje delantero con cuatro ruedas, dado que en teoría esas cuatro pequeñas ruedas con dirección incrementarían el agarre mecánico eliminando el subviraje (girar el volante y que el auto no lo haga correctamente) para mejorar con ello la conducción en curvas y las frenadas.

No viví en esas épocas, me faltaban seis años para ver la luz, pero mi padre, un fanático incorregible de la F1 (fanatismo que le heredó al que escribe estas líneas) me comenta que en aquél año cuando fue presentado el auto se volvió una sensación al instante, todo mundo quería verlo, lo que le significó a Tyrrell y su principal patrocinador Elf toneladas de publicidad. Y todo explotó tras el tercer gran premio que disputó el auto, cuando el sudafricano Scheckter ganaba el GP sueco y su coequipero quedaba segundo haciendo el 1-2 más memorable de aquellos tiempos. Sin embargo ese fue su único momento de gloria, no volvería a ganar en los restantes Grandes Premios, tan sólo recolectaría varios podiums. Aunque es justo recalcar que en 30 carreras obtendría 25 retiros contra 14 podiums, contando a los dos autos en pista, con lo que queda claro que si bien no es el auto más exitoso en la historia de F1 tampoco es un auto perdedor.

Pero quizá si sea uno de los más innovadores, nadie se había atrevido en 26 años a hacer lo que Tyrrell hizo, y dudo que alguien se atreviera a hacer algo tan radical en la actualidad. Finalmente el auto fue retirado para la conclusión de la temporada 1977 en favor de un auto con cuatro ruedas y mejoras en el chasis para compensar lo que las cuatro ruedas directrices y 2 motrices hacían por el auto. El año pasado Adrian Newey de Red Bull Racing creó un prototipo virtual llamado X1 para la consola PlayStation en su juego GT5 con las ruedas carenadas y el habitáculo del piloto cerrado, y aún así se queda lejos de lo que hizo Gardner con el P34. Caso aparte los Williams de los noventas con toda su electrónica, o los Ferrari casi perfectos de la década del 2000, ganadores indiscutibles en su época, pero sin duda muy alejados de lo radical que fue el Tyrrell P34, el F1 que tuvo seis ruedas.

Aclaro, tanto Williams como March y Ferrari, equipos de F1 en la década de los setentas, también desarrollaron su auto de seis ruedas respectivamente, sin embargo sólo lo dejaron en fase experimental porque nunca lo debutaron. En un futuro cercano ¿habrá algún ingeniero o diseñador se atreverá a romper de manera tan radical con los cánones actuales de la F1? sólo el tiempo lo dirá.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s