México: dónde chingar al que tiene un gramo de éxito es deporte nacional

Primero, aclaro lo siguiente no es una queja, ni un manifiesto, ni siquiera una publicación dónde evidenciar a la gente, simplemente es una expresión libre de ideas, que esperaría alguien en algún lugar la leyera e hiciera algo por cambiar su actitud, si es que la tiene.

Pues resulta, para que todos entendamos de que se trata, que en abril de este año realicé una enciclopedia multimedia para una materia de la facultad, no estudio informática ni nada relativo, sin embargo considero que las TICs son fundamentales en cualquier área del conocimiento humano y la ingeniería electromecánica no queda exenta. La idea del catedrático en turno era que cada quién aprovechara sus propios conocimientos e hiciera algo innovador, al final del periodo dado llegaron varios con su “clásico” PowerPoint, uno intentó hacer algo con imágenes vectoriales y la gran mayoría entregó un documento en Word, patético y risible. Yo por mi cuenta desarrollé un proyecto web en Macromedia Dreamweaver (si, usé software privativo pero es que no tengo muchas opciones) con mucho de HTML y JavaScript, algo de CSS, y Flash, de hecho mucho Flash para animaciones de los hornos, de la producción y de algunas infografías.

No quiero ni contarles lo que mis inadaptados compañeros dijeron, pero aquí voy: “pinche nerd”, “pinche burgués”, “pendejo matado”, “presumido de mierda” y cosas por el estilo, aclaremos:

–          Nerd o matado: no creo, no le dediqué más de 4 horas diarias durante 5 días … 20 horas para un proyecto web no se me hace un exceso

–          Burgués: soy de clase media trabajadora, mi padre y mi madre me han enseñado que todo se logra con esfuerzo, gracias a ellos tengo la PC desde la que escribo y desarrollo, apoyo para el pago del servicio de internet y estoy ahorrando para comprar otra PC y esta delegarla a mi familia. Si fuera burgués tendrían una iBook G3 de Apple para mi solito

–          Presumido: yo no les mostré mi proyecto, fue el docente el que se los mostró, así que tampoco aplica

En fin, la única diferencia probablemente entre ellos y yo (aparte de la estupidez que ellos tienen de nacimiento) es que yo he pasado más horas frente a una PC, no siempre de mi propiedad, durante todo 1997 y 1998 pasaba horas en la computadora de un amigo y hasta trabajaba sin cobrar un solo centavo para poder tener acceso a internet, me esforcé y aprendí a desarrollar sitios web, aprendí a programar cuando tomé un libro de HTML de este amigo, nada ha sido fácil, durante 1999 y 2000 pasaba toda la noche desarrollando y aprendiendo lenguajes de programación cuando ellos seguramente pasaban su vida jugando futbol o viendo pendejadas en la TV. Esfuerzo y dedicación, señores, así se llama.

Ahora bien, tras esa enciclopedia multimedia desarrollé otras más, uno de ellas llamada R1 fue llevada a una feria de innovación y ganó un premio nacional como mejor proyecto, claro el premio y reconocimiento lo recibió el catedrático … pero creo que esto es así ¿o no?, nunca premian al ingeniero de Ferrari, premian al piloto. Dicho multimedio llegó a la facultad dónde estudio, se mostró a los estudiantes y se les invitó a visitar el sitio web http://www.r1emec.net y si les parecía prudente entonces que compraran la versión completa en CD ROM pagando $50 pesos mexicanos (una licencia de Office vale $1500 para que se den una idea). Pues mucha gente la adquirió y todos contentos, funciona razonablemente bien en equipos P3 y mejor en P4, yo tengo un AMD K y no tengo problemas a pesar de la gran cantidad de animaciones. Todo un éxito dicha enciclopedia.

Pero … un buen día un pobre pendejo, el cual ni siquiera merece ser mencionado, se enteró que yo había diseñado y manufacturado todo el proyecto, y en ese momento la enciclopedia multimnedia R1 pasó de ser la panacea de la educación a la mierda más grande jamás creada. Hasta “mis amigos” se quejaron de ella, ¿razones?

–          Era un robo pagar tanto. Seguro, gastan más en cerveza

–          Era muy simple. Por supuesto, el diseño minimalista era una premisa en el diseño del proyecto, una interfaz muy elaborada haría que los menos entendidos en informática no pudieran usar bien la enciclopedia

–          Alentaba sus PC. Perdón, yo no inventé Flash ni puse los requerimientos del sistema, sigo esperando algún lenguaje o alguna variante de HTML que haga lo que hace Flash sin instalar plug-ins

–          Lo había hecho yo. Si, ese era el principal problema, porque mientras ellos sabían que había sido desarrollado por una firma llamada F1project (nombre ficticio que inventé a modo de pseudónimo) no había ningún problema, pero cuando supieron que F1project era Jonathan Quiroga entonces surgieron toda clase de problemas.

En fin, creo que no pueden concebir que un dude con el que se sientan a dos mesas de distancia durante las clases tenga el poder de crear aplicaciones web mientras ellos simplemente usan el internet para ver porno (que no está nada mal de hecho). De dónde vengo a eso se le llama envidia, pero dicen que la envidia es la forma más sincera de admiración, entonces les agradezco por ello.

Aunque mejor los exhorto, sé que algunos de estos perdedores visitan mis sitio, a que ustedes desarrollen algo mejor que mi enciclopedia R1, porque en efecto es mi proyecto re-etiquedado por el docente en turno, y que lo vendan a un precio más contenido, a que tenga una mejor GUI, a que usen algo mejor que flash y que sea innovador, y si no lo hacen entonces cállense la boca y dejen de joder a quien si lo hace y créanme, así mejoraremos a este país. Saludos.

Anuncios