Yo Hacker

Recientemente un cabrón me gritó en plena clase en la universidad “¡Hacker!”, y todo mundo se levantó y empezó a gritar “¡Hacker, hacker, hacker!”, casi casi me sentí como en el medievo cuando a algún cabrón lo acusaban de ser el emisario del demonio.

Ahora, contextualicemos un poco el caso para enterarnos de aquella acusación de primera mano. Pues resulta que hace unos meses desarrollé para el catedrático titular de la materia en cuestión una especie de plataforma académica para que mis estimados compañeros de clase subieran sus trabajos usando FTP y HTTP, se almacenaran en un servidor de mi propiedad y pasado el corte establecido por el docente, él revisara dichos trabajos, les otorgaría una calificación y subiría el resultado a la plataforma para poder enviarles al mismo tiempo una especie de retroalimentación.

Durante el desarrollo del proyecto, que por cierto hice totalmente gratis, apuntalé varios detalles con el catedrático:

1. No soy un developer profesional, ¡vamos, estudio Ingeniería Electromecánica!, por lo tanto suelo tener detalles técnicos que me cuestan trabajo solventar en cuestiones de programación

2. No vivo de desarrollar plataformas, vuelvo a lo mismo, estudio y trabajo en mantenimiento industrial y tengo limitaciones de tiempo

3. El tiempo de desarrollo era muy limitado, fue mi idea, una idea que el docente tomó como suya y quiso que la ejecutara en tiempo récord, nunca le pude hacer pruebas a la plataforma

4. Finalmente, era yo contra el mundo

Pues sucede que la plataforma se lanzó justo antes del primer periodo de evaluación, por ahí de febrero de 2003, y funcionó perfectamente durante todo el semestre, hasta finales de mayo. Le daba servicio a cerca de 45 estudiantes que subían trabajos de mínimo 1.5 MB cada semana. El problema vino la semana pasada, estamos en curso de verano, y la plataforma ahora le brinda servicio a 62 estudiantes que suben trabajos diariamente. Como era de esperarse si sabes un poco de informática: la plataforma colapsó, mucho tráfico en muy poco tiempo, el día del examen final como dice el apocalipsis. Y como resultado muchos trabajos no fueron subidos a la plataforma, por ende no fueron calificados y tienen una nota reprobatoria varios estudiantes.

Yo platiqué personalmente con el docente y le expliqué lo ocurrido, que ultimadamente me vendría valiendo madre porque todavía de que lo hice gratis se ponen pendejos, pero bueno, soy una persona responsable, y en menos de 24 horas el sitio estaba funcional otra vez, así que le dije al docente: “Pídale a sus estudiantes que vuelvan a subir sus trabajos y califíquelos, porque el problema no fue de ellos, fue de la plataforma”, y así fue, pero ¡oh sorpresa!, no tenían sus trabajos, misteriosamente no tenían respaldo de los mismos y se habían perdido con la caída de la plataforma.

Entonces en forma de película de intriga, volvemos al momento donde me gritan ¡Hacker!, ellos sostienen, sin pruebas claro está, de que yo causé la caída de la plataforma y que misteriosamente les borré sus archivos de sus computadoras, ¡wow! debo de ser muy cabrón para poder hacer eso. Poco les falta para señalar que entré a sus casas y descompuse sus PC. El catedrático les pregunta en ese momento el porqué de sus alegatos … y entonces uno de los estudiantes se levanta y grita ¡porque él es un hacker!.

A lo que respondí: “Gracias, gracias por lo de hacker, pero por otra parte yo no causé nada de lo que ustedes afirman”. ¿Sabrán que carajos es un hacker?, en mi próxima entrega hablaré de qué es un hacker para que todos lo sepamos.

En fin, yo les pregunté “¿cuales serían mis motivaciones para tirar una plataforma que yo mismo construí y borrarles sus archivos?” y ellos respondieron “porque te quieres vengar de que te molestamos todo el día” … no pude más que tirar una prudente risa … vamos, no sean ilusos, ustedes no me molestan en lo más mínimo, son parte del fondo, y si me quisiera vengar en todo caso, voy y te rompo tu madre, no tiro mi plataforma. Una muestra más de que estamos a años luz de entender a la tecnología. Saludos.

Anuncios