Las Netbooks: Asus EEE PC, Acer Aspire One, HP 2133 MiniNote, Dell Inspiron 9 Mini … y otras

Soy un gran pero gran fanático de las computadoras personales (PC) y estaciones de trabajo (Workstation), y he visto la evolución de las mismas desde hace 15 años.

Mi primer PC tenía 32 Mb en RAM y 16 Gb en Disco Duro, y para 1999 era una computadora de mucho respeto. Era una Compaq Presario con enfoque multimedia. Estaba realmente increíble, cuando mis padres me la compraron pasé probablemente más de una semana literalmente pegado a ella día y noche.

Despues llegó mi primera Notebook (portátil ó laptop), un par de años despues de mi PC, tenía igual 32 Mb en RAM y 4Gb en Disco Duro (Mi iPod Touch tiene el doble y cabe en mi bolsillo), era una Toshiba Satellite con procesador AMD K6. Mis amigos me envidiaban por tenerla, aunque no le daba demasiado uso.

Y así sucesivamente…, hace un par de años me compré (por mi cuenta) mi primer PC (una Gateway) y mi primer Notebook (Acer) de respeto, y sigo fascinado con ellas, con un concepto no tan alejado de hace nueve años

Pero hace poco mas de un año llego algo llamado Asus EEE PC 700, una computadora sumamente portatil, pequeña y llamativa, con un comportamiento decente (como el de un Pentium IV de primera generación) y a un precio muy atractivo.

Yo estaba un poco confundido pues solo ofertaba 2 Gb en disco duro, tengo una memoria USB con el cuádruple de capacidad, y un procesador a 900 MHz … era un Intel Celeron regulado y una pantalla de ¡7 pulgadas!, hay reproductores de DVD portátiles con mas pantalla. El precio justificaba todo, menos de $3,500.00 MN, al menos en Europa.

Pero en agosto de 2008 me hice de mi Asus EEE PC 900 16G, con mayor linaje: pantalla de 9 pulgadas, 1 Gb en RAM expandible a 2 Gb, el mismo procesador pero 16 Gb en disco duro (bueno SSD como una memoria USB). Todo un equipo de calidad, y vaya que si me resulta muy útil actualmente.

Posteriormente por juegos del destino llegó a mis manos (y a mis posesiones) el rival de mi Asus: el Acer Aspire One. Éste si todo un portátil con 1 Gb de RAM, 120 Gb en un disco duro común y Windows XP, y lo mejor un procesador Intel Atom a 1.6 GHz.

Estoy enamorado de los dos, tanto que retiré de mi casa a mi venerable Gateway seminueva.

La pregunta entonces surge, ¿hay que voltear hacia los nuevos equipos llamados Netbooks?

Uno de los principales atractivos que han sobresalido de esta línea de equipos es su precio, que arranca en los 400 dólares (en México, porque en sus países de origen es de alrededor de 250 o 300 dólares). ¿Por esa cantidad de dinero me hago de una portátil? Sí y no. Precisamente para abatir costos, algunos fabricantes las ofrecen -como opción- sin Windows y en su lugar instalan una variante de Linux conocida como Limpus ó Xandros, incluso la HP Mininote monta el soberbio OpenSUSE. Esto evita el pago de licencia a Microsoft y abarata el costo, pero también significa que no se podrán correr aplicaciones tradicionales como Office y otras muy conocidas en el ambiente de Windows.

Por supuesto, las máquinas se entregan con OpenOffice y una gran cantidad de programas de código libre, que no requieren del pago de licencias y que hacen lo mismo, pero no son lo mismo. Aunque mediante los repositorios típicos de Linux se puede instalar otros programas compatibles como el LimeWire ó cualquier otro.

Para muchos una Netbook es todo lo que necesitan, donde básicamente se puede navegar por Internet usando Firefox, escribir y leer correo electrónico desde el Web o con aplicaciones tipo Thunderbird, escribir documentos con OpenOffice y otras actividades. También, por cierto, se tiene acceso al concepto de “la nube”, donde los datos y aplicaciones se encuentran en algún servidor de la red.

Para ahorrar costos y maximizar la batería, muchas de estas máquinas no vienen con disco duro tradicional, en lugar de eso, ofrecen tarjetas de memoria como reemplazo, en capacidades típicas de 8GB por ejemplo, espacio más que suficiente para lo que están pensadas.

Lo anterior es bueno, pues al no tener un disco duro tradicional, sino un SSD (Solid State Disk) ó Disco de Estado Sólido, las máquinas son inmunes a daños derivados por el movimiento.

Hoy en día Toshiba, MSi, Lenovo, HP, Apple, Asus, Acer y una que otra más dominan el mercado. Pero algunos otros fabricantes se niegan a caer en ésta nueva sensación: Sony y Apple han cerrado sus puertas a la llegada de éstos equipos quedándose en el sector premium… pero el tiempo dirá si es un nuevo nicho al que todos entrarán.

En México oficialmente solo se venden tres:

– El Acer Aspire One (como el mío) a $4,500 MN disponible en Office Depot y Sam’s Club.
– El HP 2133 MiniNote con un enfoque mas empresarial y a un precio mas elevado.
– El Dell Inspiron 9 Mini de buen diseño y prestaciones adecuadas.

Curiosamente quién detonó todo esto: Asus, no tiene presencia oficial en nuestro país. Entonces ¿cómo compré la mía? un conocido la importó desde E.U.A. con todos los inconvenientes que ésto conlleva para un usuario básico, por ejemplo el idioma ó la falta de la letra Ñ ó las tildes, entre otras cuestiones como la garantía.

Pero al menos puedo decir que tengo un equipo muy exclusivo, apenas conozco a un puñado de personas en México con una similar a la mía. Ni una MacBook Air pues :).

Más adelante hablaré más a fondo de éstos equipos.

Anuncios