La ley de Perzabal

No es que no me importe la cultura, pero a estas alturas lo mío es la sabrozura

Anuncios