Un sueño hecho realidad

Hace 9 años me llegó una pregunta interesante a la sección de preguntas de mi sitio web: “¿Cómo le gustaría que fuera su teléfono celular?”. En ese entonces y dadas las limitaciones técnicas de la época me puse a soñar, pero a soñar en serio: “Quiero que mi teléfono celular sea una extensión de mi computadora, es más, quiero que mi teléfono celular sea mi computadora, quiero que tenga capacidad de almacenamiento suficiente para todo mi contenido digital, quiero un procesador rápido y eficiente, quiero suficiente memoria RAM para ejecutar varias tareas a la vez y quiero que todo el tiempo esté conectado a internet”. En ese entonces mi teléfono era un Nokia 8260 que apenas tenía un par de juegos muy simples y una agenda limitada.

Este sueño se ha venido gestando desde entonces, las terminales Palm dieron el primer aviso, luego los BlackBerry dieron el siguiente paso y se tuvo un parte aguas con el iPhone. Hoy en día ese sueño es una realidad, les presento el novísimo Motorola Atrix 4G.

Motorola Atrix 4G

Este teléfono de nueva generación fue presentado la semana pasada en el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas, Estados Unidos; se trata de un Smartphone en esteroides. Es una terminal que en su interior lleva un procesador de doble núcleo a 1GHz, con 1 GB de memoria RAM, una pantalla de 4 pulgadas a 960×540 px de resolución, almacenamiento interno 16 GB ampliable hasta 32 GB con memorias MicroSD. Además tiene una cámara de 5 MPx con flash de tecnología LED con la capacidad de grabar video a 720p, y claro, no podía faltar una cámara frontal VGA para videoconferencias similar a una webcam tradicional.

Motorola Atrix 4G

Y lo más importante: conectividad prácticamente ilimitada pues cuenta con Bluetooth, WiFi y HSPA+. Con ello se garantiza estar conectado a internet en todo momento.

En cuanto al software cuenta con el sistema operativo de Google: Android (basado en el núcleo de Linux) en su versión 2.2 y con ello una lista casi interminable de aplicaciones gracias al Android Market donde se incluyen desde clientes de Twitter o Facebook, pasando por suites ofimáticas hasta aplicaciones de realidad aumentada.

Sin embargo, para los más exigentes, estos números pudieran parecer promedio de acuerdo a la oleada de Smartphones que han invadido el mercado desde la aparición del iPhone 3GS, pasando por el Nexus One o el HTC Evo 4G, pero existen dos elementos diferenciadores que acercan a este teléfono al sueño planteado al inicio de este post: un dock multimedia y un dock laptop.

El Motorola HD Multimedia Dock se constituye como una base para el teléfono con conexiones para además de conectar una pantalla o TV (como en el Motorola Droid X) se pueda enlazar a un teclado y a un mouse tradicionales. Es decir, el teléfono se convierte en una computadora de escritorio en toda la extensión de la palabra, con todas las ventajas que esto trae consigo.

Por su parte el Motorola Laptop Dock es una computadora portátil con pantalla de 11.6 pulgadas con teclado, un touchpad, bocinas y batería con 8 horas de suministro; sin disco duro, sin procesador, sin tarjeta gráfica, sin memoria RAM, sin nada de eso, sólo puertos USB, pero con la posibilidad de conectar al Atrix 4G para que cubra todas las funciones citadas anteriormente.

Impresionante ¿No?, estamos hablando de prestaciones que hace unos años sólo estaban disponibles para equipos de alta gama, incluso de escritorio. Desde mi humilde punto de vista, este es el primer paso para que la PC como la conocemos actualmente muera al cabo de unos 5 años. Esto es el futuro hoy, Motorola nos ha brindado un bocado de cómo serán los equipos de cómputo en los siguientes años, lo que hoy conocemos como smartphones, netbooks, laptops y desktops tarde o temprano se fusionaran en un concepto que físicamente se parece más al Atrix 4G que a la Macbook Air. Con esto de referencia me gustaría llegar al 2050 para ver cómo son las PC de ese entonces. Finalmente ¿se cumplió mi sueño? Sí, pero todos los días sueño algo diferente, porque para eso están hechos los sueños.

Anuncios