Garantías individuales

El Capítulo I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos está enfocado específicamente a las garantías individuales, los derechos primordiales que tenemos los mexicanos, y esto, obviamente aplica para todos, porque no hay “mexicanos de primera” y “mexicanos de segunda”, a pesar de que mucha gente así lo quisiera. No soy un experto en leyes, ni un erudito en cuestiones legales, pero sí sé cuáles son mis derechos, y mis obligaciones claro está, como mexicano. A pesar de que es algo que se enseña desde la educación primaria parece que hay gente que lo olvida o que simplemente no le interesa.

Además, como todo ser humano, soy libre de ejecutar las acciones que mejor me parezcan en el marco de la legalidad y mientras no vulnere los derechos de otros, desafortunadamente en México aún existe ese liderazgo mal entendido, un caudillismo sin sentido que lacera no sólo a los individuos, sino a la sociedad misma. Esa gente trata sistemáticamente de violentar los derechos fundamentales aprovechándose de la necesidad de los demás o la ignorancia en algunos casos. Lo hacen como si fuera algo normal, aunque no se dan cuenta que también se violentan a ellos mismos porque son parte de una sociedad.

Veo con pesar, que la sociedad mexicana va sin rumbo y que muchas de las personas que deberían ser un ejemplo para las nuevas generaciones realmente deforman a los individuos con los que interactúan por sus acciones.

Escuché: “no, tú no eres libre de tomar tu camino y hacer lo que quieras”, ahora resulta que no tengo garantías individuales porque no soy “mexicano de primera”, me molesté pero principalmente me sentí triste y preocupado por el México en el que va a vivir mi futuro hijo. En fin, desde mi pequeña trinchera insto a todos aquellos que tienen poder lo ocupen para servir a aquellos que les han dado el mismo. Para crecer como país, primero debemos crecer como individuos. Saludos.

Anuncios