Una mirada al último Gran Premio de la pasada temporada del campeonato mundial de Fórmula 1

Estamos justo a una semana del arranque de la temporada 2011 de la F1, y para ir calentado motores les presento los mejores momentos de la última carrera de la temporada pasada dónde se decidió el campeonato mundial de pilotos. Todo parecía estar preparado para que Fernando Alonso (Esp – Scudería Ferrari Marlboro) se adjudicara su tercer título mundial de pilotos empatando a la leyenda Ayrton Senna. A la palestra estaban tanto Mark Webber (Aus) y Sebastian Vettel (Ale) del equipo Red Bull Racing como el campeón de 2008 Lewis Hamilton (Ing – Vodafone McLaren), pero todos lucían con posibilidades limitadas. Sólo un error del español parecía ser la única vía para que Webber se llevara su primer título a casa. La última fecha decidiría al campeón únicamente de pilotos, porque de constructores ya estaba decidido en favor del equipo austriaco propiedad de la bebida energética más famosa del mundo; dicho evento se celebró en el circuito de Yas Marina ubicado en la cosmopolita e increíble Abu Dhabi, y como ya se está haciendo toda una tradición en los grandes premios asiáticos se celebró de noche. La pole position fue para el alemán Vettel, seguido por Hamilton, Alonso, Button y Webber, por ello, todo lo que Fernando Alonso debía de hacer era mantener su posición, entrar al podium final y ser campeón del mundo, con un auto sumamente rápido y confiable, sin embargo nada ocurrió como lo tenían planeado los integrantes del equipo Ferrari. Una bandera amarilla y la llegada del precioso Mercedes AMG que funge como auto insignia cambiaron el guión original de los equipos. La precaución ocurrió por un fuerte accidente entre el siete veces campeón Michael Schumacher (Ale – Petronas Mercedes GP) y Vitantonio Liuzzi (Ita – Force India), que a pesar de lo espectacular no arrojó saldos negativos. De ahí se desencadenaron varios factores que ocasionaron que tanto Alonso como Webber se retrasaran en sus posiciones teniendo que lidiar con el tráfico de la parte media del pelotón de autos F1, de dónde jamás se pudo recuperar el piloto español a pesar de la constante comunicación entre él y su ingeniero Chris Dyer que le pedía insistentemente que rebasara al Renault F1 de Vitaly Petrov. De hecho, Chris Dyer fue quien pidió a Alonso que entrara a talleres vueltas antes ocasionando su fatal retraso y la consecuente pérdida del campeonato, este hecho ocasionó el despido del ingeniero británico dejando claro que errores estratégicos en F1 se pagan aún cuando seas respetado en la parte técnica. Con todo ello Sebastian Vettel sólo tuvo que pisar a fondo el acelerador de su auto y mantenerlo en la pista para volverse el campeón del mundo más joven de la historia, sin duda uno de los mejores grandes premios de las 60 temporadas de la F1. Con esto en mente, preparémonos para un campeonato 2011 simplemente fascinante.

Anuncios