Sobre lo que hago

Ayer cumplí años, los más cercanos a mi saben cuantos exactamente, y sólo puedo pensar: “ya ha pasado tiempo desde que era yo un niño”; es extraño como los seres humanos tratamos de literalmente “comernos la vida” y cuando nos damos cuenta estamos a 10 años de distancia desde aquél momento o aquella situación que veíamos como nuestro “presente”, y claro, un día más cercanos a la muerte y mucho más cortos de aliento.

En el plano profesional me considero estable y feliz por ser quien soy y por hacer lo que hago, pero Gary Winston (CEO de NURV, Inc.) dice: “La mayoría de los que nos dedicamos al mundo de la tecnología e ingeniería obtenemos nuestras mejores obras antes de los 30 …”, puede ser, pero yo espero que en mi caso no sea así, espero que al llegar a la línea de los 30 años comience a gestar mis mejores proyectos profesionales. Estoy cerca de esa línea.

Hace unos momentos una persona, con una realidad bastante diferente de la mía me cuestionaba sobre hacer cosas superfluas y hasta cierto punto estúpidas, a lo que le respondí “Quisiera tener tiempo para desayunar a gusto o por lo menos para dormir 8 horas diarias”, y él replicó “pero así ha de ganar de dinero” … no pude más que esbozar una sonrisa con un dejo de sarcasmo, ¿por qué todo mundo cree que el dinero llega fácil si eres ingeniero, doctor, abogado o maestro? … ¿qué acaso ya se nos olvidó la fórmula matemática que indica que grandes esfuerzos aportan pequeñas cantidades económicas? … en fin, la juventud está desubicada, sin duda. Y definitivamente no todo es dinero en la vida profesional.

De lo que si me estoy llenando los bolsillos es de conocimientos y habilidades, los últimos 10 años de mi vida han sido una montaña rusa de aprendizajes, dónde he adquirido gran experiencia, cometiendo varios errores y logrando grandes éxitos también. Para mi dedicar mi vida entera a mis proyectos profesionales me llenan profundamente, no de dinero, pero si de satisfacciones y de conocimientos, que creo yo, son la más grande de las riquezas que los seres humanos podemos acuñar a lo largo de nuestra vida. Eso es lo que hago, profesional de la ingeniería. Y citando nuevamente a Gary Winston (si no sabes quien es o simplemente no lo ubicas, entonces estás jodido): “Nunca subestimes pensamientos radicales”.

Anuncios