Si la Scuderia Ferrari usa Acer, yo también

Bueno, no necesariamente, pero algo así. Mi primer computadora la adquirí en 1999, una Compaq Presario, 4 años más tarde la renové por otra igual pero de nueva generación, con más RAM y un procesador AMD, casi al mismo tiempo adquirí mi primer laptop una Toshiba Satellite con plataforma Intel. Durante 2006 llegó el momento de renovar tanto la desktop como la portátil, mi elección: Acer.

Años antes recuerdo haber visto en una feria de computación una Acer Ferrari, extremadamente cara y hermosa pero no tan veloz como podría suponer su apellido italiano, sin embargo me quedé con ganas de algún día comprar una computadora de dicha marca, porque pensé, si Ferrari las usa ¿por qué yo no?.

Desde entonces he tenido una desktop, tres laptop y una netbook de la marca taiwanesa Acer, ninguna de ellas Ferrari Edition, me gusta como luce el logo de la escudería en la carcasa roja o de fibra de carbono, pero no me gusta el precio ni el rendimiento tan limitado que da la plataforma AMD con la que se oferta todas y cada una de las Acer Ferrari.

En general Acer se me hace una gran marca de computadoras, tienen un gran rendimiento (con plataforma Intel es excepcional) y tanto la calidad de manufactura como el precio me parecen geniales. Hasta hace un mes tenía una Acer Gemstone de 16 pulgadas, ninguna queja, era mi desktop replacement y jalaba de maravilla, la vendí porque necesitaba el dinero; actualmente tengo una TimelineX de 14 pulgadas con Intel Corei3 y no le pide nada a la Apple MacBook Pro de 13 pulgadas con Intel Core2Duo de mi compañero de proyecto laboral, con la diferencia que mi Acer (propiedad de la empresa para la que trabajo) costó casi la mitad de la Apple.

No necesitas gastarte una fortuna para tener un equipo efectivo, voltea a los modelos de Acer, y si te gusta llamar la atención entonces si échale una mirada a las Ferrari Edition, no pasarás desapercibido en ningún lugar.

Tu decides, imagen o rendimiento, lo pongo claro. La Ferrari actual recibe el nombre de Acer Ferrari One, se trata de una notebook de 11 pulgadas (no es netbook a pesar de su tamaño) con un procesador AMD Athlon X2 de doble núcleo 4GB de RAM, un disco duro de 500 GB y Windows 7 Home Basic, sin puerto HDMI y sin Optical Drive, ronda los $10,000 pesos mexicanos; sin embargo por un poco más puedes comprar una Acer Aspire TimelineX de 11 pulgadas también pero con Intel Corei7, 4 GB de RAM, 128 GB SSD y Windows 7 Home Professional, quizá no tenga el color rojo Ferrari en la carcasa ni los logos del equipo de Fórmula 1, pero créeme: comparar un Corei7 contra un Athlon X2 es como comparar un Ferrari F1 contra un Hispania Racing. De cualquier manera Acer es una gran opción.

Anuncios