Una buena ecuación: (-) TV (+) Internet

Hace unas semanas algunos íconos del Twitter en México, entre ellos Óscar Yasser Noriega (@akirareiko), promovían un hashtag: #menosTVmasInternet, que condensaba el pensamiento general de “dejemos de ver contenidos en TV y pasemos a consumir contenidos en la red”, según entiendo, principalmente por los pésimos contenidos de la televisión nacional (TVAzteca y Televisa en particular), yo lo pongo en otro nivel: la TV se va a Internet.

Yo fui asiduo usuario de TV por cable desde mediados de los ochentas (cuando era un niño) hasta mediados de la década pasada (2005) cuando mis compromisos laborales me obligaron a eliminar dicho placer culposo de mi cotidianidad. Recuerdo que a mediados de los noventas MTV Latino era uno de mis canales favoritos, sin contar su versión norteamericana, además de VH1 y su contraparte canadiense MuchMusic, la música siempre me ha encantado. Otros canales que desde entonces se volvieron mis favoritos fueron: Discovery, NatGeo, ESPN, CNN, Fox, Fox Sports, Cinema Golden Choice, TNT, en fin, la lista es enorme. A lo que voy, si, esos canales de TV por cable son geniales, pero también tienen contenidos que fácilmente pueden ser comparados con los de TV abierta: ¿han visto MTV Latino en estos días? ¿Saben que José Ramón Fernández está en ESPN con toda su antipatía característica? la porquería en TV la encontramos indiscriminadamente tanto en TV abierta como por cable, aunque claro, en porcentajes distintos.

Personalmente yo mantuve un servicio de TV por cable hasta 2009, en el verano de ese año decidí cancelar mi contrato, por varias razones entre las que destacan dos principalmente: 1. Los 45 – 50 minutos que veía entre semana por las noches no valían el desembolso y por encima de todo 2. el pésimo servicio de Megacable, pasé dos semanas sin su servicio por razones que nadie me pudo aclarar y jamás hubo reembolso alguno.

Pero en ese momento no imaginé lo complicado que podría ser no tener algunos eventos en mi TV:

1. La Fórmula 1, si, mi gran adicción, veo todas las carreras del año desde 1991, anexemos Indy, MotoGP, Nascar, WRC y cualquier otro programa derivado de esas categorías de deporte motor

2. El Tour de Francia, desde mediados de los noventas siempre sintonizaba ESPN las mañanas de julio de cada año para ver el gran evento del ciclismo mundial

3. El baseball de las Grandes Ligas, me encanta ver uno que otro partido nocturno y trato de no perderme los NY Yankees v Boston, un gusto que me heredó mi abuelo. Ah, y claro, se me olvidaba: la Serie Mundial

4. Los partidos de la NFL, de septiembre a enero de cada año los domingos son diferentes, me siento con la gente que más amo y nos echamos un mínimo de dos partidos cada fin de semana

5. Conciertos musicales, me encanta ver de vez en cuando uno que otro performance en vivo de mis bandas favoritas y hasta algunas que desconozco

6. Programas de crímenes ¿han visto The First 48 hours en A&E?, son geniales ese tipo de programas, son unos reallity shows de crímenes en EUA

7. Series de TV norteamericana, me encantan NCIS, NCIS LA, Numb3rs, Criminal Minds, etc, etc, etc

Y el problema llegó inmediatamente: ¿cómo iba a ver el gran arranque del Tour de Francia desde Mónaco si no tenía ESPN?, como siempre la respuesta estuvo en internet: los streamings.

Hoy en día hay muchos portales que ofrecen el servicio de streaming para TV, algo así como TV en vivo por internet, la gran mayoría de ellos, debo decirlo, son ilegales, porque atentan contra el modelo de negocio de los canales que publican por cable. Pero para mí y muchas otras personas son la única solución para poder ver contenido especifico de TV en nuestras computadoras.

De hecho, durante todo este mes voy a estar viendo en vivo el Giro d’ Italia, una carrera de ciclismo de ruta muy famosa en Europa pero que ningún canal en México transmite, la veré en GazzettaTV, un canal de streaming oficial de la competencia, y por supuesto legal. Telmex ofrece un servicio similar a todos sus suscriptores de Infinitum para que puedan ver las carreras de Fórmula 1 mediante un streaming de Fox Sports Latinoamérica desde su portal y claro, de manera legal. Hasta Televisa se ha subido a esta moda al incorporar varios de estos servicios en su portal llamado TVolucion.

Fútbol español, inglés, de la Liga de Campeones; la NFL, la MLB, Indy, Rugby, Cricket, el Derby de Kentucky y toda clase de eventos deportivos están disponibles en streaming, aunque no todos de manera legal. Pero no todo es deporte, en internet puedes encontrar de todo en cuanto a TV por streaming: Discovery, NatGeo, TNT, CNN, canales abiertos de México y otros países, la lista es interminable.

Ahora, ¿qué necesitamos para ver TV en nuestras computadoras?, la siguiente lista te dará una idea:

1. Una computadora, obvio, pero de preferencia alguna con características técnicas modernas, una netbook te sirve perfectamente.

2. Una conexión a internet decente, de por lo menos 1 Mega (MBPS = megabit por segundo). Si hay otros usuarios usando la red al mismo tiempo que cuando tu tratas de ver un streaming necesitarás algo más de velocidad. Yo te recomiendo que uses el cable ethernet (de red) para conectar tu PC  al módem de internet, por inalámbrico (WiFi) se suele perder un poco de velocidad (hasta 35% menos) y eso afectará a la calidad de la imagen y audio.

3. Un navegador web moderno con los plug-ins que soporten los distintos streamings, yo recomiendo el navegador Google Chrome, es muy rápido y fácil de usar, aunque Mozilla FireFox no se queda atrás; tan sólo verifica que esté actualizado a la última versión. Internet Explorer es una pésima elección, te lo digo.

4. La dirección URL (http:// …) del portal dónde verás tu streaming, yo no te puedo dar más datos porque no me gustaría caer en la ilegalidad,  pero allá afuera hay muchos lugares dónde conseguiras los streamings gratuitamente, apóyate del todo poderoso señor Google.

Y eso es todo, podrás disfrutar de la TV en tu computadora. Como extras y para mejorar la experiencia puedes agregar lo siguiente:

1. Un monitor grande, de unas 17 pulgadas como mínimo o una TV plana de LED o de Plasma, en estos casos entre más grande es mejor. Una pantalla de TV de 50 pulgadas es supremo.

2. Un cable HDMI, para conectar tu PC a la pantalla es la mejor opción, también lo puedes hacer usando un cable VGA o uno DVI, pero la mejor opción sin duda es uno HDMI por la calidad de imagen y porque también lleva además de video el audio. No son costosos, los hay desde $80 MXN, pero deberás comprobar primero que tu computadora cuenta con esa salida HDMI, lo mismo para tu TV, que cuente con la misma entrada.

3. Unas bocinas 5.1, ya poniéndonos exigentes podemos agregar un sistema de este tipo, que significa tener 5 bocinas normales (medios) en la siguiente configuración: izquierda – derecha delanteras, izquierda – derecha traseras y una central; además de un subwoofer (bajo) que harán una experiencia inigualable. Igual, habrá que verificar las condiciones técnicas del equipo previamente. Consigues algunos sistemas decentes 5.1 por debajo de $1,500 MXN en tiendas especializadas.

En fin, una buena opción para pasar de la “caja idiota” a la “caja inteligente”, aunque para los migrantes digitales (aquellos nacidos previo a 1980, no lo digo yo, lo dice Mark Prensky) siempre preferirán encender la TV y sintonizar sus canales favoritos en lugar de andar conectando cables y abriendo navegadores, pero créanme el futuro de la TV pasa por internet.

Anuncios