El arte de no dormir

Algo que realmente disfruto en la vida son esos pequeños placeres mundanos como por ejemplo: salir a caminar durante la tarde, correr bien temprano en la mañana, salir a andar en bicicleta, ver el amanecer / atardecer al lado de la persona que amas, ver la TV sin sentido, … y claro: un buen sueño. Sin embargo desde el año 2000 limito mucho esta actividad tan preciada, de hecho antes de ese año dormía unas exorbitantes 10 horas diarias. Durante la carrera dormía unas 4 o 5 horas a lo máximo, mitad por el trabajo / escuela y la otra mitad por el gusto de aprender y hacer cosas nuevas por la madrugada … cosa rara, suelo encontrar mayor inspiración durante altas horas de la noche.

Desde que me gradué, en 2005, he pasado grandes problemas para dormir más de 4 horas diarias, en un principio por el trabajo tan demandante enfocado al mantenimiento industrial, posteriormente por mis proyectos alternos a mis trabajos formales o simplemente por gusto propio, ese gusto mal-sano de pasar horas frente a la laptop aprendiendo cosas nuevas y desarrollando proyectos de cualquier índole.

Hoy platicaba con un compañero de Neutrino Tek, la empresa de desarrollo de aplicaciones en la que actualmente colaboro y me decía que le había agradado un comentario mío en Twitter dónde señalaba que dormir está sobrevaluado y me preguntó: “¿Cuáles son tus recursos para no dormir?” … ¿recursos? ninguno realmente, el trabajo a veces no me deja dormir lo necesario, por ejemplo el pasado viernes, salí de la oficina a las 4:45 am, llegué a casa a las 5 am, en lo que concilié el sueño ya habían dado las 6 am y otra vez para arriba porque tenía que ir a una “junta de colegiado” (¡hágame usted el favor!).

Pero según entiendo, para mi compañero y su clan de desarrolladores, el no dormir es todo un arte, les comparto algo de lo que me comentó.

Recursos para el arte de no dormir, del menos al más eficaz:

  • Coca Cola + Aspirina. Esto lo hago cuando me dan esos dolores de cabeza bíblicos por sobrecargar el cerebro, pero no estoy seguro que eso quite el sueño. Aunque la Coca Cola si me ha ayudado. Disponible en la tiendita de la esquina.
  • Café en cantidades irracionales. No me gusta el sabor del café, nunca me ha gustado, además con mi régimen alimenticio digno de militar secuestrado en las montañas de Afganistán, tomar tan sólo una taza de café me causaría una gastritis bíblica. Busque su cafetera más cercana.
  • Pastillas de cafeína. ¿Qué mierda es eso? me comentan que son pastillas que venden en la tienda GNC de Plaza El Paseo (Tehuacán), es básicamente lo mismo que el café pero extraído de no se que fruta que causan lo mismo que el café pero sin el efecto negativo al estómago porque libera sus propiedades de manera más gradual. Me dijeron que si te ejecutas más de 10 pasas a un nivel extrasensorial. No creo que sea buena idea intentarlo, quizá unas 4 pastillas sería lo ideal durante una noche. En fin, dicen que son caras, sólo para snobs.
  • Modiodal. Estas son palabras mayores: propio de un hacker de esos muy gruesos, es un medicamento que inhibe de manera formal el sueño … aunque dicen que sus efectos son dignos de otro nivel, la verdad no me interesa mucho entrar a esos terrenos. Se consiguen en farmacias de esas de genéricos a un precio razonable dadas sus propiedades y efectos.

¿Mi secreto? Realmente creo que es algo natural, mi organismo inhibe la necesidad de sueño ante la presión o como quiera que se llame eso producido por el trabajo que desempeño, aunque si, debo confesar que hace unos años me merendaba unas 4 o 5 botellas de Red Bull con agua embotellada, ambos en las rocas, y el resultado era bueno, podía pasar varias horas sin sentir cansancio, aunque realmente considero que el secreto radicaba en la buena alimentación que llevaba, en fin, hoy ya no dependo tanto del Red Bull, ahora sólo me ejecuto un Monster Energy por semana, por ahí del jueves cuando ya estoy a punto de tirar la toalla, por cierto ¡gracias estúpidos legisladores de mierda por grabar las bebidas energéticas con una tasa de impuesto extra, idiotas!. Bastante interesante, pero nada recomendable, alguna vez leí que un ser humano primero muere de no dormir que de no comer, entonces lo recomendable sería dormir al menos un par de horas cuando hay crisis laboral y retomar las actividades. Yo haré un gran esfuerzo por dormir más, ¡demonios! no debería estar escribiendo este post a media noche … bueno, hasta mañana.

Anuncios