Alberto Contador y su apoyo a Paolo Tiralongo

En este mismo espacio he criticado las acciones y el comportamiento de Alberto Contador, principalmente en dos sentidos: cuando estuvo de compañero de Lance Armstrong en 2009 se armó un conflicto interno de egos dónde ciertamente el español no actuó bien; además del sonado caso de doping positivo en el pasado Tour de Francia 2010 dónde se ha comprobado cantidades ilegales de clembuterol en el cuerpo de Contador y dónde nuevamente no ha actuado de la mejor manera. En general, lo que le he criticado al nacido en Pinto es su actitud, sin embargo, el día de hoy en la etapa 19 del Giro d’ Italia ha tenido un gesto digno de reconocer y que no hace más que ponerlo justo dónde merece estar: al lado de los más grandes de la historia del ciclismo.

Para los mortales del ciclismo ganar una etapa de cualquiera de las tres Grandes Vueltas (el Tour, el Giro o la Vuelta a España) es algo con lo que se sueña todos los días durante toda una vida, y digo mortales para separar a los excelentes ciclistas (el 99% del pelotón) de las leyendas. Es decir, pocos son los que pueden ganar una de las tres Grandes, y menos los que pueden repetir victorias, por lo tanto llevarte una etapa es toda una gloria. Hoy se disputaron 209 kilómetros en una escarpada etapa de montaña desde Bergamo hasta Macugnaga en el Giro d’ Italia dónde los ciclistas profesionales tuvieron que subir un puerto de montaña de primera categoría justo en el kilómetro 135 para finalmente terminar con otro puerto de montaña de tercera categoría faltando 20 km para la meta, fue en ese justo lugar cuando el ciclista del Astana Team Paolo Tiralongo decidió lanzar un ataque en solitario con la esperanza de ganar su primer etapa de una gran vuelta justo en su país. Este tipo de decisiones individuales son muy criticadas por los entendidos del ciclismo porque muchas veces fracasan, no es lo mismo subir rampas de 15% de gradiente tirando sólo que con un grupo de ciclistas, sean o no de tu equipo.

Todo parecía ir viento en popa para Tiralongo, sin embargo ataques de ‘Purito’ Rodríguez del Katusha Pro Cycling y el deseo contenido de victoria por parte de Vicenzo Nibali del Liquigas – Canondale hicieron que al final los segundos que había sacado el corredor del Astana se vieran perdidos en los últimos 2 km. Fue en ese momento cuando Alberto Contador del Saxo Bank – Sungard siguió al ataque de Purito y le llegó a la rueda de Tiralongo faltando escasos 500 metros, en ese momento toda persona que estuviera viendo en vivo el Giro pensó que Contador se comería vivo a Tiralongo, era obvio, el español iba sobre los pedales de la bicicleta mientras que el italiano con mucho esfuerzo mantenía un ritmo de carrera pegado al asiento de su Specialized. Nada más alejado de la realidad, Contador emparejó a Tiralongo, cruzó algunas palabras  breves con él y se puso al frente, pero para tirar de él y llevarlo directo a meta, es decir lo apoyó en el último medio kilómetro para no ser alcanzado por la vorágine de ciclistas que tras él venían. Es injusto decir que le “regaló la etapa” como el diario Marca señala, es equivalente al trabajo que todos los gregarios han hecho por el español en sus tres Tours ganados y estoy seguro de que los mismos redactores del diario español coincidirán conmigo: nadie le ha regalado nada a Alberto en sus tres victorias francesas.

Lo que Contador ha hecho es convertirse en el gregario de Tiralongo, mostrandole el agradecimiento que tiene por haber hecho lo mismo por él en el pasado Tour cuando ambos militaban en el Astana. Y como está escrito en un artículo de Marca: Contador demostró que es un señor sobre la bicicleta, él pudo haber ganado, claro, pero lo pongo de otra manera, ni siquiera tuvo que haber respondido al ataque de Rodríguez, el Giro lo tiene sentenciado desde la semana pasada, sin embargo él sabía que adelante estaba su amigo y que estaba sólo, que no iba a resistir los embates de varios ciclistas con fuerzas de sobra, y entonces actuó de una manera excepcional. No hay que caer en discusiones superfluas de si lo hecho por el madrileño es justo o no, al menos es lo correcto, porque la lealtad y el agradecimiento nunca están peleados contra la grandeza de un ser humano. Con esto también se demuestra que Contador es humilde y ha aprendido a reconocer, como se lo dijo el mismo Armstrong en su momento que en el ciclismo “no hay un yo, sin primero un nosotros”.

Todavía falta dilucidar ese incidente del doping con el TAS, ojalá salga bien librado, pero como lo dije en una entrada anterior, que ocurra lo mejor para el ciclismo. Finalmente, no perdamos tiempo en comparar a Contador contra Armstrong, como tampoco lo perdamos comparando al tejano con Induraín o Merckx, cada uno es grande a su manera y en su tiempo, sólo les propongo una pregunta: ¿Lance hubiera hecho lo mismo por alguno de sus gregarios?

Si quieren ver lo que les platico entren a cualquiera de los siguientes enlaces:

Último km por rai.tv

Los mejores momentos de la etapa en Universal Sport

Los kilómetros finales por Eurosport

Anuncios