Evolución TDI

Para quien no sepa (o no le interese) las carreras de resistencia son una de las modalidades más complejas en la competición automotor, básicamente se trata de recorrer grandes cantidades de kilómetros o completar jornadas extenuantes de 6, 12 o hasta 24 horas continuas a bordo de un auto de carreras. Obviamente un sólo piloto no completa la totalidad de la prueba, al menos dos pilotos comparten el volante de los bólidos que se atreven a desafiar a semejantes pruebas de velocidad, pero sobre todo de duración. Las 24 Horas de Le Mans es la carrera más destacada de la especialidad, seguidas por las 24 Horas de Daytona, las 12 Horas de Sebring y los 1000 km de Spa. Hace unos años completé tres carreras de Le Mans en el simulador conjuntamente con un venezolano y un costarricense en modo online, desde entonces les profeso un gran respeto y admiración a los pilotos que participan en estas pruebas que son verdaderamente extenuantes pero sumamente divertidas.

Nombres como Mercedes, Porsche, Ferrari, Ford, Chevrolet, Dodge, Aston Martin y Jaguar son ejemplos de triunfadores en competencias de resistencia, sin embargo la década pasada estuvo dominada únicamente por un nombre: Audi Sport. Del 2000 al 2010 se llevaron nueve victorias en once participaciones en la clásica Le Mans, bueno, ciertamente se llevaron diez si contamos que el Bentley Speed 8 que ganó en el 2003 era en realidad un Audi R8 disfrazado de auto británico y manejado por pilotos oficiales de Audi; de hecho sólo en el 2009 Peugeot les pudo arrebatar la victoria tras una desastrosa carrera.

En 2006 hicieron lo que nadie pensaba, Audi Sport alineó varios R10, la evolución natural del R8, pero con motor TDI, tecnología de inyección turbo diesel, ¡si!, en teoría ganaron con un motor que se suponía únicamente reservado para camiones de transporte de pasajeros o tractores de campo.

El secreto radicaba en su impresionante tecnología de inyección directa de combustible y el uso de no uno, sino dos turbocargadores. El año pasado renovaron su línea con un novísimo R15 TDI, con la misma tecnología y en clara respuesta al Peugeot 908 HDi FAP ganador de Le Mans en 2009, ¿el resultado? reconquistaron Le Mans.

Este año, y demostrando que quien no evoluciona simplemente se queda relegado han presentado su nuevo prototipo: el Audi R18 TDI. El auto es simplemente espectacular, y a diferencia de los modelos que lo preceden lleva una cabina cerrada lo que le anexa una imagen muy agresiva e innovadora. Usa un motor TDI V6 de 3.7 litros, y con un chasis de carbono pesa apenas 900 kg es un firme candidato a ganar Le Mans en el 2011. ¿Evolución TDI? quizá sea mejor renombrar la entrada como Revolución TDI.

Actualización 12/06/2011. Audi Sport ganó la edición 2011 de las 24 Horas de Le Mans con uno de sus tres R18 TDI, los otros dos sufrieron espectaculares accidentes sin consecuencias, y el que conducía Andre Lotterer estuvo a punto de ver peligrada su victoria en el final pues el Peugeot venía muy rápido y tras 24 horas de carrera sólo le pudo sacar 15.5 segundos en la meta. De cualquier forma, como se gana por 1 segundo o por 1 día, Audi se reafirma como el mayor ganador de Le Mans en las últimas décadas.

Anuncios