Evolución WRC

Desde mi punto de vista sólo hay una categoría automotor que puede igualar los niveles de tecnología y pasión que se viven en la Fórmula 1, se llama World Rally Championship y se trata de un campeonato de autos turismo iguales a los que vemos en las calles de nuestras ciudades. Desde la década de los setentas se ha constituido en el campeonato más importante para la FIA después de la F1. A lo largo de todos estos años han sufrido una serie de cambios, todos por demás interesantes que en las siguientes líneas trataré de platicarles.

Grupo 4 – de 1973 a 1981. Eran autos compactos con tracción delantera, en aquellos entonces un concepto bastante innovador, tenían motores que iban de los 250 a los 270 hp, todo un hito para la época. Uno de los autos más representativos es el Renault Alpine.

Grupo B – de 1982 a 1986. Los autos de rallyes más temidos y respetados de la historia, se trataba de autos compactos pero con motores turbocargados que erogaban cifras de infarto: hasta 600 hp, además incursionaban con tracción total. El Peugeot 205 T-16 es un digno representante de la época.

Grupo A – de 1987 a 1996. Tras sonoros accidentes y una peligrosidad más que probada, la FIA prohibió a los Grupo B, matando así la época más explosiva de la historia de los rallyes. Entonces llegaron estos autos compactos con el mismo concepto de tracción total, motor turbo pero regulado a 350 hp. El Lancia Delta es un gran ejemplo de este tipo de autos.

WRCars  – de 1997 a 2010. Autos compactos con tecnología de avanzada, surgieron por la necesidad de renovar la categoría y los Ford Focus, Mitsubishi Evo, Subaru Impreza y Peugeot 206 dominaron las competencias por más de una década. Se obligaba tener un modelo de calle con un mínimo de producción anual para poder entrar al campeonato. Por permanencia, el auto más significativo de estos años fue el Ford Focus, sin embargo no es el más ganador.

Los autos actuales – 2011. Son en teoría una evolución de los WRC pasados pero con miras en disminuir costos y elevar espectáculo, se pasa de los autos tradicionales del tipo compacto a subcompactos, autos más pequeños pero mejor maniobrables.

Las diferencias entre los autos 2010 – 2011. Además del cambio de modelos (C4 por DS3 en Citroen y Fiesta por Focus para Ford) y la llegada de nuevos fabricantes (como Mini con su Countryman, VW con su Polo llegarán el otro año) los cambios más significativos son los siguientes:

  • Motor: se mantiene el turbo pero pasa de 2.0 litros de inyección indirecta a uno 1.6 litros de inyección directa estratificada.
  • Costo: pasan de 1 millón de euros a 500 mil euros por unidad.
  • Peso: Se reduce en escasos 50 kilogramos.
  • Tamaño: se reducen en largo, alto y ancho al pasar de la categoría de autos compactos a los subcompactos.
  • Neumáticos: Se va Pirelli hacía F1 y regresa Michelin.

En definitiva son piezas state-of-the-art que representan la culminación de la investigación y el desarrollo de muchas firmas automotrices que finalmente terminan en autos de producción como el que usted y yo conducimos diariamente.

Anuncios