Aclarando una situación sobre Microsoft

No tengo nada en contra de Microsoft ni de su plataforma ofimática Office, aunque abiertamente he declarado mi afinidad hacia Linux y el Open-Source en varios momentos. Lo que no me parece correcto es el hecho de que Microsoft nos venda una mierda de software y encima nos quiera cobrar una fortuna por ello.

Fue hace más de una década (1998 para ser más precisos) cuando por mis manos pasó el flamante sistema operativo Windows 98 y quedé ‘sorprendido’ (discúlpeme usted pero tenía 15 años entonces) por cómo lucía y cómo se operaba, brindaba una interfaz gráfica muy agradable y una experiencia de usuario muy satisfactoria. Su suite ofimatica Office 97 también me parecía la cosa más extraordinaria del universo. Y entonces un buen día de verano llegó mi amigo Víctor y me dijo “¿Has probado Linux? … deberías” y así fue, comencé a indagar y conseguí un equipo con Red Hat Linux y me dije: “Mierda, ¡esto es mejor que Windows 98!”.

A lo largo de trece años he usado todas y cada una de las versiones del sistema operativo Windows: 98, Me, 2000, XP, Vista y Seven, pero siempre he preferido alguna de las muchas distribuciones de Linux que han estado instaladas en mis equipos: Red Hat, Debian, Fedora, OpenSUSE, FreeBSD, XandrOS y por supuesto Ubuntu, ¿por qué? simple: porque cualquier distribución de Linux es más estable, rápida, robusta, confiable y segura que su contraparte de Windows (o incluso Mac OS X) … Y además: son gratuitas. Lo mismo pasa con las suites ofimáticas.

Cuando vamos a comprar una computadora a una tienda departamental o una especializada en equipos de oficina el 90% de las opciones disponibles tienen pre-instalado Windows, el 10% restante son Macs. Realmente uno no puede optar por llevarse una laptop con software libre o bien sin la porquería de sistema operativo de Microsoft … todos damos por hecho que Windows es parte inherente del equipo que estamos adquiriendo y eso no debería ser así. Veamos el siguiente ejemplo que les ilustrará mi punto.

¡Vamos de compras mi estimado lector! ¿Le parece? vamos a adquirir una flamante laptop porque tenemos 18 años e ingresaremos a la Universidad a estudiar una Ingeniería, nos damos una vuelta por Office Depot y elegimos el siguiente equipo:

Luce bien ¿no? por menos de diez mil pesos mexicanos nos llevamos un equipo portátil de 15.6 pulgadas de buena marca y con un procesador Intel Core i3 que garantiza un desempeño extraordinario, suficiente memoria RAM para abrir muchas aplicaciones a la vez, un generoso disco duro de 320 GB para almacenar todas las tareas, proyectos, fotos, videos, música y demás que acumularemos durante todos estos años universitarios y no podemos olvidar nuestro flamante quemador / lector de DVD y la utilísima red inalámbrica … ahh si … lo olvidaba trae Microsoft Windows 7 Home Premium. ¿No me pueden quitar esa mierda y mejor cuando llegue a casa le instalo Ubuntu 11.04 que ya tiene precargado todo el software que necesitaremos durante nuestro paso por el colegio? ¡Sacrilegio! claro que no se lo pueden quitar … y a todo esto ¿cuánto vale Microsoft Windows 7 Home Premium por si sólo?, verifíquelo usted mismo:

¡Verlo y no creerlo! Un sistema operativo con múltiples deficiencias, poca seguridad y sumamente inferior vale casi dos mil quinientos pesos mexicanos, si eso no es obsceno entonces no sé que lo sea. Hagamos simples matemáticas: Precio de la laptop: $9,499.00, precio de Windows 7: $2,349.00. Entonces $9,499.00 – $2,349.00 = $7,150.00 ¿así o más claro? Estamos pagando un sobreprecio de casi el 25% de la facturación total por un sistema operativo inferior a Ubuntu 11.04 que se puede conseguir gratuitamente desde internet. Pero momento, todavía tengo que comprar la suite ofimática, ¿le parece bien Office 2010? veamos:

Productos y precios consultados en OfficeDepot.com.mx el 17/07/2011 a las 23:00

En fin … creo que he demostrado mi punto, pagamos, aunque no queramos, por algo extremadamente costoso que no es mejor que muchas de las alternativas que andan allá afuera, incluso Mac OS X y su paquete iWork son menos costosos y mucho mejores. Pero no nos cerremos a nuestro caso particular, expandamos nuestra visión: las escuelas de nuestro país. Si todos y cada uno de los equipos de cómputo instalados en las escuelas públicas de México llevaran Ubuntu y LibreOffice nos ahorraríamos cerca de $4,000.00 por equipo, y con ello podríamos comprar más o bien mejores computadoras, y digo “ahorraríamos” porque esas computadoras no las paga el Gobierno ni la Secretaría de Educación Pública, las pagamos usted estimado lector y yo con nuestros impuestos.

Finalmente esto no es una cruzada, tanto los sistemas operativos como los programas de aplicación son herramientas, y como tales usémoslas cuando nos parezcan más efectivas y si queremos pagar por ellas aún cuando estén sobrevaluadas pues adelante, lo que de ninguna manera promuevo es la piratería de software … pero ¿qué acaso Microsoft, Bill Gates, Steve Ballmer y Paul Allen no son lo suficientemente ricos ya? Deberían de volver todos sus productos Open-Source porque finalmente: ¡El conocimiento le pertenece a la humanidad!. Fin del mensaje.

Si como yo prefieren optar por Linux y programas libres les dejo dos ligas que les pueden ser muy útiles, además pueden optar por instalar Ubuntu dentro de sus equipos con Windows sin hacer modificación alguna y si quiere contácteme y le ayudaré.

Descarga Ubuntu gratuitamente

Descarga LibreOffice grauitamente

Anuncios