Una sobre Smartphones

La idea de tener en la palma de tu mano toda la información y programas que usualmente tenemos en nuestro dispositivo de cómputo es algo que me ha cautivado desde el año 1999, poderlo guardar en la bolsa de tu pantalón y conectarlo a internet en cualquier momento y lugar fue mi sueño allá por 2001, hoy eso es una realidad y cada vez se filtra más en una sociedad ávida por tecnología pero con una brecha digital enorme.

Los Smartphones de gama media – alta (los buenos pues, los que realmente valen la pena) no son precisamente baratos en México, y si a eso le adicionamos que el costo de telefonía y datos tampoco es barato, adquirir uno de estos “teléfonos inteligentes” resulta en un desembolso importante a corto y a largo plazo. Sin embargo hay dos formas de ver este asunto:

1. Como una inversión. Si le vas a dar el uso que un iPhone, un Android Phone o un BlackBerry merece entonces no hay más que decir, es más, no te compres sólo uno, cómprate dos si puedes. Porque finalmente son herramientas, y como tales te ayudarán a simplificar tu vida, potencializar tu trabajo y tener un medio alterno de esparcimiento, además de que te tendrán comunicado en todo momento. Si eres un hardcore user (usuario de hueso colorado dirían en el idioma de Cervantes) es fácil ver esto: divide el precio del equipo y el costo de datos de internet entre las horas de uso que le das, el costo deberá ser ínfimo, además podrás hacer cosas inimaginables y todo desde un pequeño dispositivo que te acompañará como si de tu alma (digital) se tratara. Ahora, no todo es hardware, pantallas de muchas pulgadas y cámaras de muchos mega pixeles, creo que más importante son los programas de aplicación, las famosas aplicaciones o apps, ellas son las que realmente van a potenciar tu vida digital a niveles insospechados. Y finalmente eres tú el elemento principal, entérate de lo que puede y de lo que no puede hacer tu Smartphone y sácale el mejor provecho posible.

2. Como un estúpido gasto. Si compras el teléfono por moda, entonces eres un gran perdedor, ¡vamos! ¿a quién mierda le interesa que tengas un iPhone si no lo sabes usar? … o bien si sólo lo vas a comprar para mandar SMS y hacer llamadas entonces estás peor, allá afuera hay teléfonos con un precio diez veces inferior a un iPhone con mejor señal y un teclado más cómodo para usar tu teléfono como si estuviéramos en los noventas.

Los invito a reflexionar este caso y finalmente, si estás en el segundo ejemplo citado aquí no te preocupes, puedes migrar al primero si te pones a investigar sobre el mejor uso que le puedes dar a tu Smartphone.

Anuncios