Reserva de la Biosfera Tehuacán (Versión Rally)

La Reserva de la Biosfera Tehuacán – Cuicatlán es una región comprendida entre los estados de Puebla y Oaxaca en el Sur de México, se distingue por ser un área natural protegida por su riqueza de flora desértica como cactus y en general xerófitos. La Reserva se encuentra enclavada en la zona montañosa conocida como Sierra Madre del Sur. Es un excelente sitio desértico muy popular entre visitantes nacionales e internacionales. Pero para mí, representa un lugar digno de visitar cada vez que puedo por la carretera que cruza la Reserva. Un poco cansado del Dirt3 (simulador de rallies en PC) decidí regresar a esta zona, normalmente voy una vez cada mes, pero la última vez que visitaba la carretera había sido unos 6 meses antes. Esta misma carretera en su sentido Sur – Norte es cruzada cada año por los autos de la Carrera Panamericana, y particularmente el tramo del que hoy les hablaré es considerado como una etapa de velocidad (SS en nomenclatura WRC), es decir, es un tramo de velocidad cronometrado donde se lucha por obtener el mejor tiempo de todos los participantes.

Se puede transitar la carretera de dos maneras: la normal, llevando un ritmo calmo en el auto, a un promedio de 40 – 50 km/h o bien en la versión Rally con promedios más elevados que rozan la media de 70 – 80 km/h; la primer forma es un deleite visual, y más en un día soleado como hoy, sin embargo la segunda te da una dosis de adrenalina inigualable. Hoy me decidí por buscar un punto medio entre ambos modos, ir rápido pero no tanto como para perderme del paisaje.

A la carretera se accede por el sur de la ciudad de Tehuacán, justo dónde termina una pequeña población llamada Santa María Coapan, se cae en el entroque dónde uno puede decidir entre ir hacia Oaxaca por autopista o por carretera federal, la federal es la que nos espera por hoy. La primera parte del recorrido es en subida con un gradiente bastante pronunciado, por lo que habrá que optar por llevar el motor a altas revoluciones para sacarle el mejor provecho al propulsor. La carretera es angosta y ligeramente transitada, por lo que habrá que estar atentos todo el tiempo, es común encontrarte camiones lentos subiendo este tramo. Precisamente estos primeros kilómetros están particularmente vigilados por la Policía Federal, así que si no queremos problemas con ellos deberemos respetar los límites de velocidad señalados.

Los siguientes 15 kilómetros son de curvas cerradas a muy cerradas, lo advierten claramente los señalamientos al costado de la carretera. No es recomendable cortar demasiado el apex de las curvas, las cunetas estás en muy mal estado o en definitiva no hay, así que un mal movimiento se puede traducir en pegarle de lleno al cerro con las terribles consecuencias que eso conlleva. Una vez transcurridos estos primeros kilómetros por lo que se cruzan dos poblaciones, la carretera deja de ser montañosa y pasa a ser una mezcla bastante interesante. La siguiente fotografía nos muestra una recta algo larga, pude alcanzar los 134 km/h en quinta velocidad. Al fondo se aprecia la sierra que realmente demandará habilidad y valor con el volante y los pedales.

Se pueden mantener ritmos altos en ese tramo, las curvas además de ser cerradas tienen peralte, así que sólo es recomendable acelerar si tienes experiencia con autos, yo en lo particular acelero el auto a fondo en las pequeñas rectas y justo antes de afrontar cada curva freno también a fondo y bajo uno o dos cambios en la caja, si vas demasiado rápido entrar en una de estas curvas te puede dejar el auto en tres ruedas, de nuevo sólo recomendable para aquellos con suficiente experiencia al volante. Son 20 kilómetros de total adrenalina, aquí si te puedes despreocupar por el paisaje, los cerros poco te dejan ver y un descuido te mandará a una pared o peor aún: al barranco. Aquí también existe otra ventaja, casi no hay otros vehículos en la carretera pero si puede haber animales pastando así que es vital ir atento al camino siempre.

Tras 41 km se termina la sierra y se inicia un camino más tranquilo y menos hermoso, aquí es momento de detenernos justo frente a la entrada de una población llamada Plan de San Miguel. Si tienes afición por los rallies de tierra entonces puedes tomar el camino hacia esta comunidad o desviarte unos kilómetros antes e ingresar a la desviación de San Juan Raya, los caminos no le piden nada  a las Super Especiales del Rally México en Guanajuato. Existen además varias veredas dónde se pueden mantener ritmos por encima de los 60 km/h con relativa seguridad, eso sí, el bajo y las llantas de tu auto sufrirán, son caminos no tan limpios, hay mucha piedra suelta. Yo he decidido mejor volver al pavimento, de hecho a mi me gustan más los rallies sobre esta superficie así que ahora enfilo el auto de regreso a Tehuacán.

Es volver a hacer el mismo recorrido pero en sentido inverso, y en momentos el recorrido se vuelve más demandante y aunque ya lo recorriste de ida no tiene nada que ver. Hay que tener particular cuidado al cruzar el KM 37 porque existe un puente bastante estrecho y con uniones en muy mal estado, yo no lo tomé en cuenta y lo crucé por encima de 100 km/h, el auto se levantó peligrosamente de la parte delantera, si no tienes experiencia al volante eso te mandará a la cuneta y directo a los matorrales con el inevitable cambio de fascia delantera. Pero en general la carretera está en buen estado.

Nuevamente hago una declaración, ni nosotros somos pilotos del WRC ni tenemos un Citroën DS3 WRC ni los caminos están cerrados para competición, así que a pesar de que queramos llevar un buen rirmo seamos conscientes de los riesgos que esto conlleva, máxime si somos inexpertos o si el auto no se encuentra en óptimas condiciones mecánicas. Recuerda: si te crees Petter Solberg la pared te podría demostrar que eso es incorrecto.

De cualquier forma, el recorrido es simplemente único, quiero suponer que es como hacer el Rally de Corcega pero en mi país, cuando los autos Panamericanos cruzan esta zona alcanzan la friolera de 190 km/h como velocidad punta, en alguna ocasión, cuando era más joven y mucho más insensato alcancé los 185 km/h en un Golf GTi … y de noche.

Recomiendo ampliamente venir a este camino, más si eres un fanático del WRC y tienes algún auto que te permita viajar a buena velocidad con máxima seguridad. Los hatchback europeos creo que son la mejor opción, dada su maniobrabilidad son ideales para estos caminos, hace no mucho con un Chevrolet Chevy C3 tuve uno de mis viajes más divertidos, tan sólo comprobemos que las llantas están a la presión adecuada y con un buen dibujo, que nuestros frenos estén en óptimas condiciones y que en general el auto no vaya a fallar, créeme: no querrás quedarte a medio camino varado, pasa un camión de pasajeros cada hora y muchos sólo se detienen en lugares autorizados. Y este soy yo justo al terminar mi pequeña aventura matutina.

Ahora analicemos algunos números, lo siguientes datos los obtuve con una aplicación llamada Motion X GPS para iOS, aprovecha el GPS-Build-in y arroja datos sumamente precisos y en tiempo real, no hay retraso significativo entre lo que está pasando y lo que te despliega en la pantalla, adicionalmente te puede generar un archivo GPX ideal para llevarlo a Google Earth y analizar tu recorrido como si del Citroën Racing World Rally Team se tratara:

El tiempo del recorrido no es representativo, me detuve al menos unas cuatro veces para tomar fotografías, el promedio de velocidad es más cercano a la realidad porque al detenerme pausaba el GPS, los 82.7 km son reales y aún más real es la velocidad punta de 134.1 km/h, extremadamente alta para un camino como el que les comento, pero digamos que sé como hacerlo con suficiente seguridad. El promedio de velocidad fluctúa demasiado por los constantes cambios de altura y las curvas interminables. Los cambios en altitud son notorios, 500 m en pocos kilómetros, un auto turbocargado resiente mucho menos esto; pero un dato más revelador aún son los metros en ascenso y los de descenso, más de mil metros en ambos casos, y recordemos, todo es montaña. Finalmente el mapa de la extrema derecha señala nuestro recorrido del día de hoy. Y como diría Petter Solberg: This is my life, espero que les haya gustado y si pueden ¡hagan ustedes mismos el recorrido!.

Anuncios