Los ciclistas del Tour de France 2012

La semana pasada escribía una entrada sobre la construcción de la bicicleta del líder del Tour de France, en esta ocasión dejaré de lado  las máquinas para concentrarme en aquellos que hacen que dichas máquinas funcionen: los ciclistas. A pedido expreso de Carolina G. Fierro trataré de explicar de la manera más sencilla posible los diferentes tipos de ciclistas que participan en la máxima prueba a nivel mundial desde la óptica de un apasionado de las dos ruedas. Cuidado, esto no es un manual especializado, es una simple introducción al fascinante mundo del ciclismo de ruta.

Primeramente, el ciclismo deportivo como tal tiene un sin número de disciplinas que van desde las BMX pasando por las de pista, de montaña, de ruta; y en cada caso hay clasificaciones aparte, por ejemplo en ciclismo de montaña está el Cross Country, el Enduro, el Down Hill, la lista es interminable. Concentrémonos en la ruta, son bicicletas muy aerodinámicas y construidas ex profeso para carreteras pavimentadas o cercanas a esa superficie, son extremadamente ligeras y por ende suficientemente rápidas.

A nivel profesional existen varios tipos de eventos dónde se participan con este tipo de bicicletas.

1. Carreras de un día. Van de un punto A a un punto B circulando carreteras pavimentadas o bien empedradas, se pueden recorrer distancias de 200 km, 300 km o incluso más. Existe terreno plano, terreno en subida de montaña y descenso. El campeonato mundial de ciclismo de ruta se efectúa en esta modalidad pero igualmente la Paris – Roubaix entra en esta clasificación.

2. Criteriums. Son carreras realizadas en un trazado o circuito previamente delimitado, el número de vueltas al mismo determina la distancia final a recorrer, puede parecer algo sencillo pero nada que ver, es tan complicado como cualquier otra disciplina.

3. Vueltas. En este caso es una carrera por etapas, del punto A al B pero todos los días en una forma distinta y generalmente durante al menos 7 días de competición. En ellas también se suelen agregar etapas de contrarreloj tanto individual como por equipos. El Tour de California es un buen ejemplo de este caso.

4. Grandes Vueltas. Sólo hay tres avaladas por el organismo internacional: el Giro d’ Italia que se celebra en mayo, la Vuelta a España en agosto y por supuesto el Tour de France que tiene su cita cada mes de julio. Son las tres coronas del deporte, las carreras que todos quieren ganar pero que sólo un puñado aspiran y dónde únicamente las leyendas las obtienen. El formato es idéntico a las Vueltas pero ahora por 21 días de competición y un mínimo de 3,000 km a cubrir en el proceso. Las etapas de alta montaña son parte esencial de estos eventos.

5. Contrarreloj. Nuevamente de un día y a circular desde un punto A hasta un punto B pero en esta ocasión de manera cronometrada, es decir, gana quién circule en menor tiempo el recorrido pactado. Se puede realizar de manera individual o por equipos. Existe una variante llamada Cronoescalada con el mismo formato pero ascendiendo un puerto de montaña lo que complica significativamente las cosas. Se puede utilizar la misma bicicleta de ruta, algunos optan por colocar un par de extensiones al manubrio para buscar una posición más cómoda en las largas rectas pero lo ideal es una bicicleta especial de Time Trial.

Ahora si, vamos a lo que nos interesa, los tipos de ciclistas.

1. Los All-Rounders. Algo así como los “buenos en todo”, tienen la capacidad de defenderse en todas las disciplinas del ciclismo y por lo tanto entrarían dentro de todas las categorías que aquí mencionaremos. A pesar de ser buenos en todo, generalmente destacan en algo específico, y casi siempre eso en específico es la alta montaña, es decir subir grandes puertos de montaña de varios miles de metros a través de varios kilómetros con un ritmo devastador para el grueso del pelotón. Eddy Merckx es el máximo exponente en este tipo, Lance Armstrong se le acerca bastante y en la actualidad Alberto Contador está llamado a ser un digno sucesor de ambos. Están señalados para ser los líderes de sus respectivos equipos y son contendientes a ganar las clasificaciones generales de toda carrera dónde tomen la salida.

2. Los Escaladores. Están hechos para ascensos brutales a través de carreteras con una cota de inclinación considerable, suben miles de metros de la misma manera en que usted y yo vamos con nuestras bicicletas al parque un sábado por la tarde. Su físico los delata: extremadamente delgados pero 100% músculo. Andy y Fränk Schleck son dos claros ejemplos de este tipo, igualmente Joaquim “Purito” Rodríguez, Cadel Evans, Bradley Wiggins son buenos en esta clase, obviamente Armstrong y Contador destacan igualmente.

3. Clasicómanos. Los especialistas en clásicas, su función radica en atacar las carreras de un día, específicamente las llamadas Clásicas de Primavera como la Paris – Roubaix, el Tour de Flanders, la Lieja – Bastonia – Lieja entre otras a las que se les denomina “Los Monumentos”. Fabian Cancellara, Tom Boonen, Filipo Pozzato, Philippe Gilbert y Paolo Bettini son ciclistas destacados de los últimos años en esta función.

4. Los Sprinters. Especialistas en llegadas a meta multitudinales dónde el gran poder de sus piernas les permite destacar sobre el resto y cruzar la meta apenas décimas, centésimas o incluso milésimas antes que el resto de sus rivales. Sólo destacan en etapas planas y sufren mucho en etapas de alta montaña. Son explosivos y por lo mismo sumamente espectaculares pero realmente limitados en cuanto a un verdadero sentido de ciclista completo. En los últimos años una persona ha destacado sobre el resto: Mark Cavendish, moviendo de su trono al rey de esta clase, el gran Mario Cipollini.

5. Los Contrarrelojistas. Tienen un físico portentoso, mucho menos que los sprinters pero con gran capacidad de desplegar potencia durante gran cantidad de kilómetros y por tiempo considerable. Cancellera igualmente ha dominado los últimos años, pero Tony Martin amenaza con desbancarlo pronto. Evans, Wiggins, Contador y Armstrong se defienden realmente en esta disciplina, el texano heptavencedor de Tour ganó varias veces estas etapas, por el contrario los Schleck tienen grandes deficiencias en en este aspecto y han perdido varias oportunidades importantes de hacerse con Tours de France.

Y listo, podría seguir determinando otras clases de ciclistas pero la mayoría encuentra cabida en las cinco anteriores, por ejemplo, un buen escalador generalmente desarrolla buenas habilidades en el descenso, pero existen realmente buenos en este aspecto, que de nada les sirve si son pésimos en la subida. Los buenos en criteriums generalmente encuentran cabida en los sprinters o hasta clasicómanos de acuerdo a las características de las pruebas. Ahora bien, cabe mencionar que para aspirar a ser uno de los pocos que se sube a lo más alto del podium en Paris uno debe generalmente encajar en la primer categoría, porque el Tour presenta una composición específica, aunque en algunos años se ha optado por variar las cosas y tratar de privilegiar a los escaladores. Este año no es el caso, el Tour 2012 será para un All-Rounder, porque hay etapas brutales de alta montaña, pero no como en otros años, sin embargo si existen muchos kilómetros de contrarreloj que terminarán con las aspiraciones de los escaladores más puros. Por esta razón este Tour se definirá entre Bradley Wiggins del Sky y el campeón defensor Cadel Evans del BMC Racing.

¿Yo que soy? bueno, yo sólo soy un gran aficionado al ciclismo de ruta que disfruta mucho salir a rodar, pero si me tuviera que clasificar en alguno de los tipos creo que soy más clasicómano, especialista en empredrados (pavè en el argot ciclista), me defiendo en los criteriums, soy constante en montaña pero tengo serias deficiencias en contrarreloj, lo bueno es que me quedan muchos miles de kilómetros para mejorar en los próximos años. ¿Y tú en qué clase entras?

Este post está dedicado al líder de mi equipo, porque yo soy su fiel gregario, ¡gracias Carolina G. Fierro por compartir la carretera conmigo!

Anuncios