Sobre Twitter y cosas peores

El servicio de microblogging conocido como Twitter es una entidad viva desde 2006, sin embargo su popularización tardó un poco más, a pesar de que el proyecto ganó el prestigioso premio de SXSW Web en la categoría blog en 2007. Yo tuve mi primer contacto con la red social allá por finales de 2007, y hasta mediados de 2008 mantuve un perfil público sin encontrarle mayor utilidad. Al ser un recurso cada quien lo puede utilizar como mejor prefiera pero yo simplemente no le encontré un uso práctico y lo cerré por falta de actividad. Luego llegó la era de las apps y Twitter volvió a cobrar sentido para mí. Reabrí mi perfil y lo mantengo desde entonces en @JQuirogaT siendo el lugar dónde mis pensamientos aleatorios de menos de 140 caracteres llegan y se propagan en la red de redes.

Twitter muta día a día, en un principio era un lugar raro, luego se volvió un lugar dónde atletas y “famosos” nos mostraban trozos de su vida en forma digital y de manera contenida, hoy las masas han llegado y por ende ha mutado a un nuevo espacio de diversidad entorno a los 200 millones de usuarios, lo cual es bueno, pero también malo, esto porque hay mucha gente que no entiende como Twitter funciona.

Hace unos días leí un tweet de una persona que mencionaba que el español Joaquím “Purito” Rodríguez debería ser nombrado “Ciclista del año 2012” por sus victorias y por quedar segundo y tercero en el Giro d’ Italia y la Vuelta a España con lo que se afianzaba en el liderato de la clasificación individual de la UCI ProTour. Como un mero comentario personal expresé: “¿Purito el mejor ciclista de 2012? Ja, me hicieron reír” y de pronto un tweet, luego otro, y más y más, un total de 20-25 increpando mi burla, no contesté. Pasada la hora de haber publicado ese comentario alguien atacó con más fuerza y me recriminó: “han de haber mejores mejicanos (sic) que Purito, no lo creo porque los mejicanos no sirven para nada, Méjico (sic) no es ejemplo de nada”. Aclaremos dos cosas:

1. ¿Purito mejor del mundo? Ni en sueños, bueno ni en drogas pues. Es un gran ciclista pero muy lejos de los mejores. Quedar segundo y tercero de dos grandes vueltas en un mismo año es algo muy bueno, pero recuerden que el segundo lugar es el primer perdedor. Creo que Bradley Wiggins, Ryder Hesjedal y Alberto Contador estarían escalones arriba de Rodríguez simplemente porque cada uno de ellos y de manera respectiva quedaron por encima de otros más. Dicen que no todo es el Tour de France, pues para la comunidad ciclista profesional si que lo es, igual para la UCI. Ya veo a varios ganadores del Giro y de la Vuelta cambiando sus respectivos trofeos por un sólo Tour. Entonces, Purito Rodríguez mejor ciclista del mundo, ja, no me hagan reír por favor.

2. ¿Qué tiene que ver mi país con Rodríguez y su falta de resultados? El idiota del tweet uso el término ‘mejicano’ de forma peyorativa señalando claramente que mi cultura es inferior a la española. Pobre imbécil. No creo que haya ventajas de una sobre de otra, e históricamente somos cultura hermanas, sí, hermanas, porque eso de ‘la Madre Patria’ tampoco me lo compro.

En las horas siguientes siguieron llegando comentarios en Twitter de toda índole, la mayoría las ignoré pero dos conversaciones me llamaron la atención:

1. Un idiota que previamente había publicado un tweet diciendo “Purito hazme un hijo”, así es, un hombre escribiendo eso, preferencias sexuales aparte, es obvio que es un gran seguidor de Rodríguez  y me invitó a ser más “culto en temas de ciclismo”, dice éste ‘encantador’ personaje de Twitter que debo ver más allá de Tour de France y que hay mejores eventos en todo el año. Bueno, creo que terminar en la posición veinte de la Cronoescalada al Ajusco le ha de otorgar el premio de Ciclista del Siglo. Por favor, no me vengan con idioteces de conocimiento y dominio de temas de ciclismo. Es un deporte y como tal cada quién ve lo que quiere ver, no es un ciencia ni hay modelos matemáticos de por medio. Maduren.

2. El tema de discriminación se volvió a hacer patente, que dicen que México le debe mucho a España, según los libros de algún español … ok, Twitter no es para eso pero aquí si deberían ser más cultos y principalmente ser críticos y reflexivos, yo tengo mis propias opiniones sobre la Conquista de México y todo lo que nos dejó como pueblo, simplemente diré algo: México es un mejor lugar sin la intervención de España. Punto. Y repito, somos culturas hermanas.

El caso es, Twitter no es el lugar para plantear esas cosas, y si no les gusta lo que escribo simplemente no me lean. Para ayudar a varios de estos personajes molestos con mi pensar y escribir en Twitter le dí un “Block” y un “Unfollow” para usar con propiedad a la red social. La cosa es interesante: sus pensamientos y críticas son reflejo de su forma de ser como personas fuera de internet. Cada vez se ‘humaniza’ más lo digital, algo que era todo lo contrario en antaño. Detalle para analizar. Y si no me cree estimado lector que varios idiotas usan Twitter como medio de tránsito, no de sus ideas, sino de sus problemas severos de personalidad les dejo el siguiente caso a análisis.

El piloto británico de Fórmula 1 Lewis Hamilton ha firmado un contrato con la escudería alemana Petronas Mercerdes AMG GP dejando de lado su relación con McLaren dónde Sergio Pérez (mexicano, por aquello que según que no somos ejemplo en nada) lo reemplazará haciendo equipo con Jenson Button a partir de 2013. Muchas voces son las que dicen que Hamilton no se va en los mejores términos y gracias a Twitter lo hemos podido corroborar. El día de ayer Hamilton escribía:

“Acabo de notar que Jenson Button me dejó de seguir (unfollow), que vergüenza. Después de tres años como compañeros, pensé que nos respetábamos entre nosotros, pero claramente él no lo hace. ¡Lo curioso es que TODAVIA somos compañeros de equipo!  Está bien, quiero darle a este equipo y a todos los aficionados todo lo que tengo hasta que cruce la línea de meta en Brasil”

Momento, entonces ¿si alguien te deja de seguir o te bloquea en Twitter es faltarle al respeto? ¿en serio? no me imagino entonces que me van a hacer varias damas que he bloqueado en Facebook. Pero espere, la historia de Hamilton no termina aquí, al poco rato escribió:

“Fue mi error, me acabo de enterar que Jenson nunca me siguió. ¡No le eches la culpa! ¡Tengo que entrar más a menudo a Twitter!”

No mi hermano, deja tú entrar a Twitter, necesitas a alguien que te ayude a superar tus problemas personales; realmente siempre he creído que Hamilton es un gran piloto pero con muchos problemas personales que no lo dejan crecer, ahora sé que también es un idiota. Y no olvidemos que el campeón del 2008 también tuvo el detalle de publicar en Twitter telemetría confidencial del GP de Spa, en fin, aparte de idiota tiene razón: debe saber utilizar bien este medio.

De todas estas historias sacaré algunas conclusiones básicas: Twitter es un lugar dónde cada quien escribe lo que quiera y sigue a quien quiere, no hay faltas de respeto ni ofensas, sólo pensamientos divergentes. Muchos usan Twitter para corroborarnos lo patética que su vida es, y ante eso nada se puede hacer. Usemos cada red social como se debe y coexistamos de manera armónica con todos los participantes de ella. Y para terminar sé que Facebook alberga cosas aún peores así que citaré un párrafo de la canción de Knife Party titulada ‘Internet Friends’: “you blocked me on Facebook and now you’re going to die”.

Anuncios