La guerra de las pulgadas

En enero de 2008 regresé con todo al ciclismo, tras muchos años de haber estado ausente por diversos motivos. Desde mediados de 2007 tenía ganas de una bicicleta, una de montaña (MTB) tanto para hacer recorridos de esparcimiento como transportarme en la ciudad y finalmente volverme semi-pro en los fines de semana. No hubo mucho problema al comprarme mi bicicleta en aquella fría tarde de enero: debía ser una hardtail, o rígida como le dicen comúnmente, es decir, únicamente con suspensión en la horquilla, no me agradan demasiado las bicicletas con suspensión trasera, no son mi estilo. El color, los componentes y listo, no había más que preguntarse. En enero de este año fui por mi nueva MTB hardtail que reemplazaría a la anterior, mejor marca, mejor cuadro y mejores componentes fueron lo único que cambió, sin embargo la opción de las llamadas 29ers apareció. Hoy en día cuando un mortal (adulto) se quiere comprar una MTB antes de pensar en la marca, los componentes, el color y la geometría debe pensar en el tamaño de las ruedas: 26 pulgadas o 29 pulgadas, y próximamente tendremos que anexar las 27.5 pulgadas. ¿De qué depende la elección del tamaño de rueda?, no es la estatura ni el peso del ciclista, porque en 26, 29 o 650B (27.5) existen tallas que se adecuan no sólo a la estatura sino a otros factores como la longitud de piernas y brazos.

Krbobike DRT – Típica bicicleta MTB con ruedas de 26 pulgadas

Para entrar en contexto: las 26 pulgadas son las típicas ruedas que montan la mayoría de las bicicletas de montaña desde su creación misma, obviamente existen de 24 pulgadas pero son para niños o las 20 de una BMX. 26 es el estándar en todo el mundo, si haz visto una bicicleta de montaña es un hecho que trae de estas ruedas. Sin embargo hace unos años se dio la aparición (entre comillas porque ya llevaban más rato) de las bicicletas con ruedas de 29 pulgadas, cariñosamente conocidas como 29ers. Y poco a poco se fueron haciendo de un hueco en el mercado mundial: eran mucho más altas, rápidas, confortables y pasaban mejor los obstáculos, imbatibles decían los que las producían. Se comenzó a volver una moda.

Specialized S-Works Epic FSR – La bicicleta con ruedas de 29 que usó Kulhavy para ganarlo todo

El año pasado Jaroslav Kulhavy, ciclista profesional del equipo Specialized Factory Racing ganó todo lo que estuvo a su alcance encima de una 29er: carreras de la Copa Mundial, la Copa Mundial misma y el Campeonato del Mundo de Cross Country (disciplina del deporte profesional dónde se usan bicicletas de montaña). Entonces todo mundo dio por asentado que las 29er estaban aquí para quedarse. Y en efecto: son más rápidas, descienden mejor, suben cuestas con mayor facilidad y pasan obstáculos de mejor manera que las 26er, sin embargo son más pesadas y más difíciles de maniobrar en trazos técnicos además de que al ser “más grandes”, a pesar de las tallas, no son ideales para todos los ciclistas allá afuera. Kulhavy supera el 1.90 m de estatura y con ello le resulta ideal la 29er que Specialized le aporta, lo mismo sucede para el otro ciclista del equipo Todd Wells que usa talla extra-grande en su cuadro. Pero para gente como Burry Stander o mujeres de talla promedio, significativamente más bajos, no siempre las 29ers son opción. De cualquier manera las 29er si llegaron para quedarse, es más, yo mismo he comprado una 29er que reseñaré próximamente.

Scott Scale – La nueva manzana de la discordia, la bicicleta con ruedas 650B de Schurter para este 2012

Por otro lado, este año durante la primera Copa del Mundo de XCO (Cross Country) celebrada en marzo en Sudáfrica un suizo llamado Nino Schurter apareció abordo de su Scott Scale con una bicicleta un tanto diferente: no tenía llantas de 26 pulgadas, lucían más grandes pero aún así pequeñas comparadas con las 29er. Se trataba de una bicicleta con ruedas 650B, algo así como 27.5 pulgadas. Y ganó. De hecho no solamente ganó esa carrera, ganó muchas más y por ende logró la Copa Mundial recientemente, también ganó el Campeonato Mundial de la UCI, y todas las carreras las ganó con mucha autoridad. De hecho en la Copa del Mundo no ganó sólo dónde no participó, así de buena era la Scott Scale 650B y Schurter mismo. Replicó lo de Kulhavy en 2011 pero ahora sobre una bicicleta 650B (27.5 pulgadas). La única mancha del año fue la carrera de los Juegos Olímpicos en Londres 2012 dónde Schurter dominó toda la carrera pero simplemente al final no pudo defender su posición frente a … adivine usted … , si, en efecto, no pudo frente a la 29er de Kulhavy. ¿Entonces 26 o 27.5 o 29?.

Ahora mismo todo mundo quiere una 27.5, yo mismo quiero probar una lo más rápido posible. De hecho Scott ya anunció que llevará a producción su bicicleta campeona de 2012. Pero la gente que sabe del mercado mundial de bicicletas dice que las 650B (27.5) son sólo la respuesta tardía a las 29er de muchos fabricantes que no se subieron al carro de la victoria con las 29ers en su momento. Por su parte los que promueven las 650B dicen que son lo mejor de dos mundos: tiene los atributos de una 26 como su bajo peso y geometría contenida pero son rápidas y pasan bien obstáculos como las de 29. ¡Obvio!, pues vayamos todos por una 650B … bueno, en realidad no, la Física nos lo puede explicar.

Una 650B es más ligera que una 29er, sí, pero una 26er es más ligera que ambas. Bueno, una 650B pasa mejor los obstáculos que una 26er, así es, pero una 29er pasa mejor aún. ¿Se dan cuenta? Física Clásica en su sentido más puro. Y a esto anexemos un detalle interesante: el mecánico de Nino Schurter ha declarado abiertamente que la 650B fue únicamente opción porque la 29er le quedaba muy grande al suizo..

La misma Física puede explicar lo siguiente: a pesar de el mayor peso, no resulta tan significativo, el porcentaje de incremento de peso entre una 29er con respecto a una 26er o a una 650B es muy bajo, menos del 15% en bicicletas comunes y menor al 5% en las de alto desempeño. Sin embargo la capacidad de ir rápido en una 29er compensa por mucho el peso extra. Y sin mencionar que empíricamente se puede afirmar que una 29er aprovecha mucho mejor las condiciones de su suspensión frontal (horquilla) y absorbe mejor los impactos del terreno aún con las llamadas hardtails. Yo les recomendaría abiertamente una de 29 pulgadas, están aquí y lo harán por muchos años más, paulatinamente iremos viendo como los aparadores de las tiendas se nutren con las 29ers dejando casi olvidadas a las 26, bueno, si se desea estar en lo actual. Creo que las 650B si tienen mercado, y llegarán, no superarán a las 29ers pero si serán una opción para quien así lo considere. Yo mientras tanto me quedo con mi 26er porque, … bueno, porque yo soy un ciclista chapado a la antigua. Esperen pronto el análisis a fondo de una 29er aquí mismo en la sección Diarios de Bicicleta.

Anuncios