Lance Armstrong sabe de matemáticas (o por qué confesó todo)

d0183e936d98f4c24ad1f41dab2e0d3f

He pasado casi en silencio más de un mes desde cuando Lance Armstrong abiertamente aceptó haberse dopado durante, según él, la mayor parte de su carrera deportiva, incluso antes de haber sido detectado con cáncer. Y no me interesa ciertamente tocar el tema en mi sitio web, amén de la aclaración que hice en una entrada previa; y no lo hago porque simplemente lo que tengo que decir sobre Armstrong se reduce a: es un tramposo, es un fraude, le ha hecho un gran daño al deporte y a la gente, ha sido y siempre será un reverendo hijo-de-puta que sólo ve por su propio interés … más allá del deporte y sus compañeros. Ahora rompo el silencio para demostrar que todo lo dicho por Armstrong en su confesión va más allá del arrepentimiento.

A mucha gente le sorprendió el “valor” y el “coraje” de Lance al aceptar frente a millones de televidentes en el citado programa de Oprah que se había dopado para ganar, incluso un tipo me dijo recientemente sobre el tema “vaya, ese Lance es un genio en todo momento”, ¿genio? genio Isaac Newton, o Mike Sinyard en el ciclismo; Lance Armstrong es un cabroncete de mierda que busca como evitar pagar por todo lo que hizo en década y media.

Quitemos toda la porquería de “todos lo hacían”, “ninguna generación ha sido limpia”, “eran las circunstancias”, “poníamos aire en las llantas, agua en las ánforas y EPO en nuestra sangre”, “estoy arrepentido” y sobre todo la patética escena dónde casi rompe en llanto cuando tocan el tema de su hijo … todo eso desde mi perspectiva es basura. Hay una razón simple por la cual Lance Armstrong aceptó públicamente y bajo sus propias reglas haber hecho trampa, Lance sabe de Matemáticas, así de simple, ese arrepentimiento es más falso que … bueno, es muy falso.

Tras revelar con pasmosa naturalidad haberse dopado para ganar siete Tours de France consecutivos, una medalla de bronce olímpica, varias carreras y otras pruebas de ciclismo, Armstong afirmó enérgicamente no haberse dopado tras su regreso en 2009, lo que significa que el tercer lugar de ese año en el Tour y el vigésimo puesto del 2010 los obtuvo completamente limpio, según él porque era imposible doparse en esta época por el pasaporte biológico, pero ¡vamos!, si ganó siete Tours consecutivos y una medalla olímpica, además de encubrir positivos y destruir gente ¿usted cree que un simple pasaporte biológico lo hubiera detenido? Pero bueno, no me haga mucho caso ¿qué gana Armstrong, tras la tonelada de mierda que él mismo se echó encima, al asegurar que no se dopó en 2009, 2010, 2011 ni 2012 (ya migrando hacia el triatlón)? … ganaría ¿un poco de respeto?, el hecho de que la gente dijera “ah, ¡mira!, no es tan malo después de todo”. No, Lance es demasiado “inteligente” para ello.

1865ee62d592d9e397aca5ef34912714

Vayamos a los hechos. Lance lleva la competencia en su sangre, algo muy positivo, de hecho sus palabras sobre por qué compite me hacen recordar mucho a Ayrton Senna, piloto brasileño de Fórmula 1 que aseguraba que competir era lo que le daba significado a su vida y que prefería morir corriendo autos a quedarse en una silla de ruedas. Esto es algo que entiendo, competir va más allá de ganar dinero u obtener el reconocimiento de los demás, correr es correr, y hay pocas cosas en la vida que superan el sentimiento de competir, contra otros o contra ti mismo; sin embargo Lance necesita competir contra otros en un terreno profesional, es un luchador nato.

c9d5cfd747e007c34abfad4a8a2f92a7

Armstrong declaró sobre la prohibición de volver a competir de por vida: “es como si me hubieran aplicado la pena de muerte”; así de simple, más allá de haber perdido la mitad de su fortuna, de haber sido despojado de sus títulos, medallas y reconocimientos, lo que a él más le duele es el hecho de saber que jamás va a volver a competir de manera profesional. Aquí, estimado lector, si no puede comprender este hecho imagine lo que más ame en la vida, ahora piense en cómo se sentiría si le dijeran “nunca jamás lo volverás a hacer”, así se siente Armstrong ahora mismo. Para él, haber perdido a sus patrocinadores, a su fundación y a mucha gente que lo apoyaba es ínfimo comparado a no volver a competir. Para él la competencia le da significado a su vida, y como él mismo lo dijo, por eso se dopó, para competir en igualdad de circunstancias. Así que ¿adivine cuál es su objetivo ahora? Sí, lo adivinó volver a competir.

Ahora, en el mundo deportivo profesional, una “sanción de por vida” puede verse reducida a 8 años si el inculpado acepta los hechos y sobre todo si coopera fehacientemente en la lucha contra el dopaje. Créame, Lance lo hará, porque está “muy arrepentido” y “si pudiera volver el tiempo atrás le diría a la gente de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA): denme un par de días para hablar con mi madre, con mi familia, con mis amigos, con mis patrocinadores y con mi fundación y aceptaré todo”, tal y como lo dijo en ese programa de TV.

Como es un ciudadano modelo y está profundamente arrepentido ha dicho la verdad y su último dopaje ocurrió en 2005, entonces 2005, 8 años de sanción … haciendo las cuentas matemáticas … siendo así … podría regresar en, usted también sabe de matemáticas, ¡2013!. Se los dije: Lance sabe mucho de matemáticas y es  un hijo-de-puta hecho y derecho también. Por ahí pasa su arrepentimiento y la razón por la cual con “el corazón en la mano” salió a dar su verdad y a pedirle perdón a tanta gente. Nunca imaginó hasta dónde lo podría afectar su eterna negación, y aún cuando todo se derrumbó pensó que podría seguir siendo el gran Lance Armstrong que antes todos, y me incluyo, adorábamos. Las sanciones retroactivas son moneda corriente con la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) y la Unión Ciclista Internacional (UCI), basta con echarle un ojo a los recientes casos de Alberto Contador, Alejandro Valverde y Fränk Schleck, por ello, afirmar que no se dopó en su regreso no es más que su manera de ganarle esta batalla a las autoridades. Por ende ¿qué grado de credibilidad y “genialidad” le podemos dar a un tipo como este?.

CYCLING-AUS-TOUR

Pero no todo es color de rosa, vamos a suponer que convence a las autoridades que no se ha dopado desde 2005, si le rebajan la sanción a 8 años, esto no significa que pueda subirse a una bicicleta en este año, sin embargo seamos pesimistas ¿2015 le gusta para que quede libre toda culpa?, muchos dirán “en ese momento tendrá 44 años, ¿qué podría hacer al respecto?”, pues no olvidemos que Armstrong nació (profesionalmente hablando) triatleta, y el año pasado ganó el Ironman Hawaii 70.3, así que él no desea volver al ciclismo de ruta, ni siquiera al de montaña dónde ya ganó la carrera más prestigiosa de Estados Unidos, él busca competir para regresar al triatlón en formato Ironman, donde a los 40 – 50 años se está en el momento más competitivo de la vida profesional, y finalmente no olvidemos que con dopaje o sin él, Lance ha sido un atleta de élite toda su vida, y pese a todo, aún conserva su título mundial de ciclismo de ruta, clara prueba de su nivel como atleta limpio que algún día fue. No me mal entiendan, si regresa al Ironman no la “va a romper”, pero quedar en un Top 5 o un Top 10 en el campeonato mundial de Kona de 2015 es algo que seguramente él desea y que ciertamente podría lograr si se sigue manteniendo a buen nivel en sus entrenamientos.

1992-96 (6)

En fin, yo siento mucha tristeza por alguien a quien admiré profundamente por más de una década, sí, siempre lo aceptaré, él fue mi modelo a seguir sobre la bicicleta, migré a la ruta cuando él regresó en 2009, usé su pulsera amarilla por tantos años que se nota el bronceado en mi muñeca derecha ahora que ya no la uso. No soy un traidor, ni me dejo llevar por el momento, simplemente la trampa y el pasar por encima de todo, es un método que no comparto como forma de vida, ni mucho menos como mantra deportiva. En lo personal espero que se le castigue con severidad, porque así será un claro ejemplo para las nuevas generaciones de que el ciclismo es un deporte que se cuece aparte y que los que participamos somos personas con lealtad a nuestro deporte y rivales, pero sobre todo que aquellos que no lo son tarde o temprano verán como se derrumba todo lo que con trampas y mentiras construyeron.

4282965165_93c9704e43_b

[Actualización] Y, estimado lector, fan de Lance Armstrong, antes de que me empieces a mentar la madre y amargarte por lo que escribo, amén de tu patética existencia, lee esto. Gracias

Anuncios