La Fórmula 1 es una subasta

jaime-alguersuari

Con esas palabras ha catalogado a la situación actual de contratación de pilotos en la Fórmula 1 el conductor más joven en debutar en un Gran Premio. Jaime Alguersuari debutó en un Toro Rosso (equipo “filial” de Red Bull Racing) en el GP de Hungría de 2009 con 19 años y 125 días, y se mantuvo con dicho equipo por 46 carreras más en las temporadas 2010 y 2011 sumando un total de 31 puntos hasta su cese por parte del programa de desarrollo de jóvenes pilotos de la firma de bebidas energéticas más famosa del planeta. Desde entonces, y tras un palmarés previo digno de cualquier piloto élite del deporte simplemente no ha encontrado asiento en F1 y aparentemente tampoco en DTM dónde se le vinculó a finales de 2012.

Si analizamos su palmarés previo a F1 nos daremos cuenta que está a la altura de cualquier piloto de élite en cualquier época que uno quiera mirar:

  • 2005 – Fórmula 1600 Junior Italia – Tercero  con dos victorias y dos poles
  • 2006 – Fórmula Renault 2.0 Italia WS – Campeón con cuatro victorias y cuatro poles
  • 2007 – Fórmula Renault 2.0 Italia – Segundo con tres victorias y tres poles
  • 2008 – Fórmula 3 Británica – Campeón con cinco victorias y seis poles

Que si comparamos (ociosamente) con Sebastian Vettel y Lewis Hamilton (otros dos jóvenes talentosos en F1) arrasaría el catalán. Para Vettel su único campeonato previo a F1 fue la Fórmula BMW ADAC y un segundo puesto en la F3 Euroseries de un nivel mucho menor a la británica. Con Hamilton las cosas son más parejas, tanto por haber corrido en campeonatos avalados por Renault (Hamilton en Reino Unido) como por el hecho de que el británico también fue campeón de F3, pero al igual que Vettel de la Euroseries y no de la prestigiosa F3 Británica que tantos campeones ha exportado a F1.

De cualquier manera, y centrándonos en Alguersuari nuevamente, es un piloto con los suficientes méritos para estar en Fórmula 1. Durante los dos años y medio que duró su aventura en la F1 sus resultados se podrían catalogar como regulares, pero no olvidemos que corrió con un equipo de desarrollo y que obviamente no aspiraba a ganar. De cualquier manera la constancia de su último año hacía prever un 2012 con mejores resultados y quizá hasta lo situaba como el futuro reemplazo de Mark Webber en RBR o ¿por qué no? el sucesor de Vettel. Sin embargo esto no fue así.

Es difícil entender entonces, cómo pilotos que no poseen un palmarés como el de Alguersuari tienen perfectamente asegurado su asiento sobre un F1, y claro, podemos dar nombres para encender la polémica:  Esteban Gutierrez de Sauber, Adrian Sutil con Force India, Pic y van der Garde con Catherham, Bianchi y Chilton con Marussia … y ¡claro! Pastor Maldonado con Williams, este último además con un manejo digno de conductor del transporte público de cualquier ciudad de México. ¿Cómo le hacen? Simple, pagan, y pagan muy bien por su asiento, y es aquí donde las palabras de Alguersuari hacen eco. Pero pagar por un asiento es algo común en Fórmula 1, desde la década de los ochentas que sigo este campeonato recuerdo decenas de pilotos con cero destrezas al volante pero con mucho dinero en sus bolsillos que les hacían subir a la máxima categoría. Por lo menos parece que ahora, al ser más costosos los asientos, se vuelve algo más selectivo, y no me malentiendan, tanto Maldonado como Gutierrez tienen talento de sobra … pero ¿para estar en un F1 sin pagar lo que paga la gente detrás de ellos? … eso es algo que el tiempo juzgará, ni ustedes estimados lectores ni yo.

Por otro lado, quizá uno se pregunte ¿y Alguersuari no agregó su cuota para ser cortado de Toro Rosso y no poder encontrar un asiento aún de paga?, les dejo estos dos vídeos, échenles una mirada y generen sus propias conclusiones:

Anuncios