Desechan Windows XP, instalan Linux

ISS_crew_ISS_2009Aún recuerdo como si fuera ayer ese octubre de 2001 cuando un amigo mío eufórico me decía “¡ya instalé Windows XP!” … ¿en serio? ¿y qué tiene eso de sorprendente? Para mí, Windows, en cualquier sabor, siempre ha sido la porquería más grande jamás creada en cuanto a sistemas operativos se refiere: además de inestable y poco intuitivo, el sistema de la ventana coloreada se distingue por su nivel de seguridad típico de una cárcel en México y por ende una elevada permisibilidad para que virus lleguen, se instalen, se reproduzcan y hagan lo que quieran. Sin embargo esta particular versión de Windows parecía negarse a morir. Y no es que fuera un gran sistema operativo, sino que Microsoft hizo con su reemplazo lo que parecía imposible: una versión todavía peor y más insegura.

Para el año 2007 llegaba el sucesor de XP: Vista, que estaba llamado a ser el gran rival de Mac OS X por la funcionalidad y detalle en su interfaz gráfica, pero no hizo mas que ralentizar todavía más a los equipos y evitar una sana transición entre versiones. De hecho, algo que le dio nueva vida a XP fue la llegada masiva de las Netbooks en 2008, ante la imposibilidad de instalar Vista por los requerimientos técnicos, los fabricantes de equipos optaron por regresar a XP para cumplir la labor de equipos de bajo coste y con prestaciones decentes en los Celeron y Atom de aquella generación. Esta fue la gran oportunidad perdida de Linux, en un principio las Netbooks portaban versiones aligeradas de Debian que estaban llamadas a ser ideales para este tipo de equipos, pero por una u otra razón que no es tema de discusión ahora, nadie terminó por usar el sistema del pinguino. La llegada de Windows 7 y su mejora general hizo que pronto se pusiera en desuso a XP y la fecha pactada para que Microsoft dejara de brindarle soporte fue marcada para el 8 de abril de 2014.

Pero en su sano juicio ¿quién mierda usa Windows XP actualmente?, bueno, pues por ejemplo, la Estación Espacial Internacional. Así es, tal y como lo lee, el centro de investigación y desarrollo de alto nivel que orbita alrededor de la Tierra y que es un esfuerzo conjunto entre varios países tiene instalado Windows XP en sus Lenovo (antes IBM) Thinkpad. No se deje llevar por las apariencias, a pesar de que las Thinkpad parecen unos armatostes sacados de la década de los noventas son equipos muy confiables y de una calidad muy superior a sus rivales como Dell, Acer o HP, es más, con las reservas del caso, podemos decir que una Thinkpad de alta gama bien puede plantarle un frente a frente a una MacBook, incluso Pro. ¿Pero correr bajo Windows XP?, bueno esas son palabras mayores. Y no vaya a creer usted que XP mejora su rendimiento fuera de la Tierra, de hecho en 2008 un cosmonauta ruso llevó su laptop a la estación y en cuestión de minutos infectó a todas las máquinas con el worn W32.Gammina.ag, vaya a usted saber que sitios web visitó el amigo ruso antes de emprender su solitaria y larga travesía fuera de la Tierra.

Entonces, no se comprende el porque utilizar Windows XP en equipos tan importantes y que cumplen labores tan específicas, pero tal cual, lo tenían corriendo en sus laptops. Sin embargo, recientemente la NASA y la International Space Alliance han quitado XP para poner … sí, lo adivinó: Linux, en una distribución específica de Debian 6. Ambas entidades alegan que la elección se debió a la estabilidad y seguridad que Linux ofrece incluso en operaciones de alto rendimiento, máxime si se compara con Windows. Apenas se dieron cuenta de ello, lo bueno es que son las dos agencias espaciales más importantes en el mundo. Por otro lado, el informe presentado en un sitio web de lengua inglesa, reporta que se mantendrá el Hardware porque las Thinkpad son las únicas computadoras portátiles certificadas por la NASA para funcionar en la estación.

¿Algún día veremos Macbooks y iPads en el espacio? sinceramente, espero que no. A pesar de todas las ventajas que una Mac presenta así como OS X yo mismo he comprobado que es una gran plataforma de escritorio, pero cuando se le empieza a exigir con algo de “galleta” un Intel Core i5 de última generación con 8 GB de RAM no resultan suficientes para sacarnos al paso. Ahora imagine tener que sincronizar un iPad vía iTunes en la inmensidad del cosmos, ¡no, por favor! Como ya lo he dicho antes, OS X y las Mac (iMac y Macbook) son excelentes equipos en cuanto a calidad de ensamble y materiales, además de un muy logrado sistema operativo; pero si necesitamos que las cosas ocurran, no hay más, Linux es la solución.

 

 

Anuncios