Las mejores películas de carreras de automóviles

Days-Of-ThunderCon la eventual llegada a las carteleras mundiales de “Rush”, la película que narra de manera prácticamente íntegra la sonada rivalidad entre Niki Lauda y James Hunt en la Fórmula Uno de la década de los setentas, me ha dado por recordar un poco sobre películas que traten de carreras de autos y hacer, lo que a mi modo muy particular de ver, sería un listado de las mejores y el porqué. Así que aquí vamos, sin orden específico.

Days of Thunder / Dias de Trueno

Hollywood, así de simple. Es una gran, gran película que describe al serial NASCAR de los noventas (el más popular en E.U.A. por muchas décadas) pero desde la óptica de Hollywood. En general podemos decir que es una película que respeta la esencia de las carreras de autos Stock en Norteamérica así como ese cerrado círculo de pilotos que semana a semana buscan llegar a Victory Lane (el equivalente a podium de otras categorías). Es entretenida prácticamente los 108 minutos que dura, a pesar de que tras el accidente de Cole Trickle (personificado por Tom Cruise) cae en un bache del cual se recupera medianamente con la llegada de un nuevo corredor aún más ácido que el primer rival del estelar. La colección de frases es realmente épica, ¿cómo olvidar la clásica “no te golpeó (la defensa trasera), te rozó, y rozar es correr, hijo”? Algunos dicen que el papel de Tom Cruise está sobreactuado y que exagera la pose del piloto promedio de NASCAR, pero díganme ustedes ¿qué piloto de NASCAR no peca de arrogancia? Además, Robert Duvall y Randy Quaid aderezan un filme muy activo dónde la belleza femenina no falta gracias a la increíble (en ese entonces) Nicole Kidman. El mensaje de la película, más allá de Daytona y NASCAR es: vence tus miedos, y en lo particular me parece una excelente película. Dedo pulgar hacia arriba para este filme neo noventero.

Senna

Lo sé, no es propiamente dicho una película, es un documental con trama que hace que parezca hasta cierto punto una película. Se centra en la vida del mejor piloto de F1 Ayrton Senna y su airada rivalidad con el francés Alain Prost. La manera en que este documental nos lleva con escenas dentro y fuera de pista realmente hacen de este filme una obra de arte. En contra, el director se empeñó en hacer parecer a Prost un villano de película, y esto jamás fue así, pese a la dura rivalidad con Senna dentro de la pista, fuera de ella siempre reinó un ambiente de cordialidad entre ambos. El final, todos los conocemos y hace de esta una película para contener el llanto. Muy recomendable. Dos pulgares hacia arriba.

Le Mans

Película estelarizada por el gran Steve McQueen en los setentas que a muchos les parece de hueva total, de hecho no hay diálogos ni interacciones entre los personajes sino hasta muy avanzada la película, pero esto sólo es un problema sino te gustan los autos de carreras. Las secuencias de acción son realmente impresionantes y fueron filmadas en el circuito francés lo que le da un realismo y calidad realmente sobresalientes. Fue una de las primeras películas que vi sobre carreras y puedo afirmar que si eres un amante del deporte motor te gustará. Dedo pulgar arriba.

Winning

Paul Newman quedó tan prendado de las carreras de autos tras esta película que decidió emprender una carrera en los circuitos mundiales que lo llevó a ganar carreras y finalmente tener su propio equipo en Indy / ChampCar. Es precisamente en este serial norteamericano dónde se lleva a cabo la trama, dónde además de la consabida acción propia de este tipo de films también encontraremos un triángulo amoroso. Recomendable. Dedo pulgar arriba.

Grand Prix

Quizá muchos no la conozcan, pero esta fue la película precursora no solamente de las películas de carreras de autos sino en general de las de acción filmadas con este realismo. A eso anexemos que los actores eran referencia en la época (1966) y que retrata fielmente esa época clásica y hasta romántica del deporte motor dónde las manos del piloto pesaban más que los avances tecnológicos y entonces tenemos una gran película. Dos dedos pulgares hacia arriba para la gran inciadora del género.

Rush

No la he visto al día de hoy, pero en los trailers que inundan YouTube todo parece en su lugar, y las críticas hacen referencia a una película muy bien lograda y casi apegada en su totalidad a la historia real. Los recursos tecnológicos y fílmicos no fueron escatimados por lo que todo parece indicar que será la mejor película del 2013 (por lo menos para los que amamos las carreras de autos) y que en pocos años se convertirá en todo un clásico. Los autores pese a no ser mediáticos del todo están bien dirigidos y son sumamente parecidos a los pilotos reales. Me muero de ansías por verla y les puedo apostar que serán dos dedos pulgares arriba los que otorgaré.

¿Qué no ver?

Así como han grandes películas de carreras hay otras que son una verdadera mierda. Igual me podía aventar un listado con varias pero basta con colocar a la peor de todas: Driven. Una basura que sólo se puede entender cuando lees que Sylvester Stallone está presente. Se trabajó por años, a mediados de la década de los noventas era común ver a Stallone paseándose en los paddocks de Indy y F1 con las gorras de los equipos y platicando con pilotos, mecánicos, ingenieros y dueños; así que uno preveía un gran film, incluso tuvo el soporte de Champ Car, serie dónde se desarrolla la trama. No sé si Stallone quiso hacer una versión de Rocky motorizada o de Rambo, el caso es que todo lo que aparece ahí es muy poco creíble, y el par de actores protagónicos son unos mariquitas que no le aportaron nada de lo que un verdadero piloto debe de ser. Para terminar, ni siquiera los fanáticos de Champ Car la aceptaron, porque no coincidía con el serial, creaban pistas en Alemania y Japón que nunca existieron y pese a las apariciones de algunos pilotos reales simplemente no funcionó. Evítenla, porque para terminar de joderla aparece un actoricillo chileno que ha hecho carrera en Televisa, imaginen nada más la mierda tan grande que es.

 

Anuncios