2013: ¡Viva … México?

1No soy mucho de tocar temas sociales, políticos, ni económicos … soy Ingeniero (y Físico-Matemático de clóset), no soy una voz obligada a ser escuchada en estos puntos, pero hoy si quiero tocar brevemente este tema en mi blog, sin mayor intención que la libre expresión.

Primero el contexto: cada año el mes de septiembre se vuelve una referencia obligada en un nacionalismo (¿exagerando y falso?) que se vive en cada calle y en cada rincón de este bello país. Desde hace varios años yo siempre pregunto abiertamente ¿hay algo que celebrar?, en 2010 cuando se cumplía el Bicentenario de esta gesta histórica busqué motivos para celebrar en un México inmerso en una violencia sin sentido (¿alguna acción violenta tiene sentido?) marcada por el narcotráfico y el crimen organizado … y al final dije “pues si, celebremos a los buenos mexicanos, celebremos a ese México que se levanta todos los días para progresar”, finalmente los malos eran los menos, un grupo selecto de personas que en lugar de levantarse todos los días a trabajar duro de sol a sol prefieren violentar a la sociedad para obtener su sustento en base al miedo y a la muerte, pobres de ellos, porque no se dan cuenta que la grandeza del ser humano está en su diario hacer y no en los lujos que se puedan tener.

2

A tres años de esa fecha me pregunto nuevamente ¿qué tenemos que celebrar mañana? sin entrar en la eterna discusión de la razones y justificaciones, veo las imágenes del día de ayer en el centro histórico de la Ciudad de México y sólo siento nauseas. ¿Cientos, quizá miles de Policías Federales para desalojar a gente que sólo pide justicia en este país? ¿helicópteros Black Hawk sobrevolando la plaza de la Constitución para permitir una fiesta en tiempos dónde nada tenemos que festejar? … las imágenes son dantescas, y además del sentimiento de asco me viene a la cabeza una pregunta ¿así atacan a los narcotraficantes y secuestradores?, tristemente no lo creo.

No sé si sea correcta la manera en la que la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) ha protestado durante las últimas semanas, pero al final de cuentas ¿qué esperaban? cuando uno vive en un país donde la injusticia y la inequidad están presentes en todos los ámbitos de la sociedad uno tiende a hartarse y a tomar medidas extremas. ¿Qué tanta inequidad existe en un país como México? les dejo una imagen que hablará por si sola:

2013-09-14 12.43.01El restaurant “El Bosque” es uno de los más exclusivos de la Ciudad de México, en 2009 cuando acompañaba a mi ex jefe a una reunión de negocios con empresarios no se me permitió el paso por ir vestido de pantalón de mezclilla, playera negra y tenis; uno de los guardaespaldas me dio su camisa, su corbata y su saco y sólo así pude entrar unos minutos para tomar parte de la plática ante la discriminatoria mirada de todos los comensales. Puesto en contexto lo anterior, imagine usted esa escena: unos cuantos, privilegiados por el sistema mexicano, celebran como ese mismo sistema violenta a los más desfavorecidos, creo que no hay que explicar más. Incoherente ¿verdad?, reprimir, para celebrar la libertad. Y ¿saben qué es lo peor? esto ya lo vivimos por más de 70 años y parece que no entendemos la lección.

3En fin … ya no quiero seguir escribiendo, porque poco a poco me lleno de cólera, pero a la vez de tristeza porque este gran país no se merece esto. Estoy seguro que saldremos adelante, porque en 203 años de un México como lo conocemos y muchos años antes, los mexicanos siempre hemos sido más grandes que todos nuestros problemas. Adelante, celebremos pero no olvidemos, porque quien olvida está destinado a volver a cometer el mismo error.

Anuncios