El ciclismo tiene futuro

333-IMG_3342_edited-1He criticado abiertamente a Lance Armstrong por una simple razón: así mismo lo defendí en su momento, igualdad dirían los matemáticos, y listo, hoy mismo ni lo alabo ni lo critico, simplemente es un personaje que el ciclismo olvidará; pero olvidará su imagen y falso legado, porque el daño que le hizo siempre estará presente como un recordatorio para que no vuelva a ocurrir jamás.

Por otro lado, la victoria de Chris Horner viene a reivindicar esa generación de ciclistas norteamericanos de la época de Armstrong y posterior. SÍ se puede ganar limpiamente, y sobre todo se puede ganar una Gran Vuelta a los 41 años. Verlo cruzar la meta me hizo sentir la misma emoción que sentía hace años, en esa tristemente célebre generación del EPO y las transfusiones sanguíneas. No es que haya dejado de gritar y celebrar las grandes gestas en el ciclismo, pero si les puedo asegurar que hay una generación de fanáticos del ciclismo que si viven distintas las carreras después de tantos problemas por dopaje, me incluyo.

Esta Vuelta a España fue de puros “cojones” (huevos pues), Nibali contra Horner, y al final así se decidió, la experiencia pudo más que el ímpetu de la juventud, pero sólo en el sentido de saber cuando atacar, porque Horner demostró tener tanta fuerza en las piernas como el ganador de la etapa 19 al cual le doblaba la edad. Aunque ya se levantan voces de “expertos en el ciclismo” que dicen que Horner va dopado hasta las trancas, bueno, si fuera así ¿para qué siguen viendo ciclismo?, yo no creo que esto sea posible, no es la generación de antes.

Así pues, y para no ahondar tanto en el tema, sólo quiero llegar al punto de esta entrada: Chisthoper Horner, nacido en 1971, un ciclista de la generación pasada nos demuestra que el ciclismo tiene futuro. ¡Chapeau Horner!

horner_bontrager-2455

Anuncios