El dinero manda

money-where-does-it-go

Siempre he pensado que en México al gobierno, a todos niveles, lo único que les interesa es hacer dinero, para las arcas del gobierno mismo, y claro, para los gobernantes y burócratas. Entre tanto pesimismo y miseria evito pensar mucho al respecto, porque si de por si ya odio al maldito sistema, no quiero amargarme la existencia. Más hoy he caído en cuenta que sí, todo lo que interesa es el maldito dinero.

Describo un poco el contexto. Vivo en una ciudad mediana del centro-sureste de México llamada Tehuacán. Somos una ciudad pequeña que se vio invadida por miles de personas en la década de los noventas en plena bonanza de las maquiladoras de pantalón de mezclilla. Estas fábricas, algunas grandes otras ínfimas, tenían tal capacidad de producción ente 1995 y 2000 que necesitaban traer personas, obreros en su mayoría, de comunidades cercanas, y algunas veces no tan cercanas, para cubrir la alta demanda de la época. En los albores del nuevo milenio el auge se terminó y China se comenzó a llevar el capital. Hoy en pleno 2013 difícilmente puedo pensar en 5 maquiladoras grandes en la región. Incluso, yo mismo que estuve inmerso en ese ambiente laboral, llevo por lo menos 8 años que no piso una de estas fabricas de pantalón.

Las empresas se fueron, pero los trabajadores y sus familias se quedaron. Crecimos, desproporcionadamente y la ciudad no está preparado para ello. Más sin embargo así es el cambio, y bienvenido sea, pocas veces se está preparado para ello en todo caso. Además esto tiene su parte provechosa. Hace unas semanas comentaba con mi familia, que al caminar por la avenida principal llegué a pensar por un momento que estaba en Puebla, ciudad capital del estado con varios millones de habitantes. En esta pequeña ciudad tenemos casi todo: grandes cadenas de autoservicio, trasnacionales de cadenas comerciales, opciones en telecomunicaciones, centros comerciales, cobertura móvil de telefonía, cadenas de cines, etc. y eso es algo que siempre se agradece, hace 15 años, en mi infancia, era imposible pensar en ir por una hamburguesa al McDonald’s, hoy me queda a 10 minutos caminando, aunque ya no tengo tantos deseos de comer esa basura. Pero la nula visión de la gente en el gobierno hace que todo se vaya por el puto retrete.

Este gobierno local se ha pasado sus casi tres años inmerso en una campaña, mayormente mediática, de “mano dura”, de “respeto a las reglas”, de “hacer bien las cosas” … cuando les conviene. Por ejemplo, su departamento de Tránsito y Vialidad se ha encargado de enfatizar el respeto a las reglas: “fuera cristales oscuros de los autos porque son utilizados por delincuentes”, campaña semanal en contra del consumo de alcohol y el conducir bajo sus efectos, calles céntricas con un tiempo determinado para estacionarse y así les puedo enumerar varios más, en cualquiera de los casos con sanciones económicas fuertes en caso de incumplimiento. Pero poco hacen para mejorar el puto caos vial que ellos mismos causan por sus estúpidas decisiones y la falta de visión del gobierno mismo.

Tras mucho tiempo han decidido hacer su “grandiosa” feria en un lugar que no es apto para ello. Inmerso en una zona habitacional donde jamás se preguntó si los vecinos estaban de acuerdo y sin la más mínima planeación, estructura, ni logística. Les pongo dos ejemplos: número uno, la preparación de las instalaciones, al “cuarto para la hora” estaban terminando, no quiero ponerme a pensar si cumplen las mínimas condiciones de seguridad para los visitantes … pero no fuera una construcción habitacional dónde una familia intenta construir un cuartito, porque si no tienen la respectiva licencia van y les cancelan la obra, todo sea por la seguridad de los tehuacaneros. Y número dos, sin el espacio suficiente para estacionamiento de vehículos. Una puta mierda: gente llegando de todos lados sin orden, embotellamientos épicos, calles y entradas a casas bloqueadas y entonces me pregunto ¿dónde están los agentes de tránsito para ordenar la circulación e imponer multas a los que se estacionan en lugares no permitidos?

No les conviene aplicar el reglamento ante este caos ¡que digo caos! desmadre vial, porque hay mucho dinero de por medio, y esto está más claro que el agua: a la mierda el reglamento si se trata de llenar las arcas del gobierno y particulares. Así de simple, una verdadera tristeza. De corazón, les deseo el mayor de los fracasos a esta feria de Tehuacán, en verdad, con el corazón en la mano les deseo que salgan en números rojos y que no vuelvan jamás, porque la población en general nos beneficiamos una mierda de todo esto, se los aseguro. Por otro lado, a este gobierno no le deseo nada, al final de cuentas se largan ya en unos meses más, lo malo es que el gobierno entrante dudo mucho que mejore las cosas … Ni modo, es la vida que nos tocó vivir.

BUjndk_CYAEuIcX.jpg-largeY antes de que se empiecen a enojar por lo que escribo, échenle un ojito esto: Disclaimer

Anuncios