Reflexión

10511196_1522028708019957_8871547123679136202_n

Hoy ha sido un día … revelador, digámosle de algún modo. Uno va por la vida cometiendo errores sin darse cuenta, pero creo que al final del día eso es lo que nos hace humanos. Hay casos dónde esos errores no se pueden remediar de ningún modo, y se tiene que vivir con ellos. Por otro lado, todo tiene un fin, todo camino, sendero o ruta emprendida algún día terminará; y pese a que uno se empeñe en continuarla hay que ser capaces de darse cuenta cuando continuar no tiene mayor sentido. A veces cuesta trabajo reconocerlo pero entre más pronto lo acepte uno mejor. En estos casos olvidar, y hacerlo pronto, es lo mejor que se puede hacer.

Tras una mañana ajetreada, con noticias realmente desalentadoras, decidí tomar mi bicicleta y salir a rodar con el único fin de olvidar, y a la vez reiniciar mi cerebro para esta etapa, difícil, que se avecina. Y tras un par de docenas de kilómetros recorridos me senté al lado del camino para pensar un poco, siempre es bueno estar sólo con tus pensamientos. Así llegué a una interesante reflexión:

Los amigos van y vienen, las pasiones se desvanecen lentamente y las relaciones terminan abruptamente. La vida es un lugar tan aterrador a veces. Gracias a Dios hay algo que me mantiene de pie en este loco viaje: una buena dona. Jajaja

10491215_1522680564621438_4889868539785745691_n

No hay que tomarse esta vida muy en serio, al final de cuentas no saldremos vivos de ella. ¡Viva la vida!

Anuncios