Back on track

SolidWorks-Screenshot

“De vuelta a pista”, esa era una analogía que siempre usé en mis años como Jefe de Operaciones Técnicas. Condensaba una situación muy en específico: de vez en cuando, uno se sale de la carrera (otra analogía de la actividad profesional de un ingeniero) por cosas propias de la vida, pero sólo es cuestión de tiempo para volver, y hacerlo más rápido que antes, más fuerte, mejor. Este mes cumplo precisamente un año desde que hice mi último proyecto serio de ingeniería (al menos dentro de una empresa como tal), mismo que no terminó como debía, pero me fui de ese lugar con la frente en alto, sabiendo que hice mi mejor esfuerzo y sobretodo que las cosas marchaban bien hasta el día en el que fui separado de mis funciones por circunstancias ajenas a mi persona.

En estos doce meses he centrado mi actividad profesional básicamente en la automatización como contratista externo, en la consultoría y en dar clases. Las tres me llenan profundamente, pero siempre añoro algunas cosas de mi empleo anterior, por ejemplo mi oficina. Hablando seriamente, de lo que más extraño son esos proyectos de desarrollo de tecnología. Durante los últimos años me la pasé creando desde cero proyectos tecnológicos, no puedo hablar mucho al respecto por una cláusula de confidencialidad que expirará hasta 2017, pero me centraré en señalar algunos proyectos de mucho impacto: una aplicación de realidad aumentada para Android y iOS que servía para el mantenimiento industrial, una línea automatizada de embotellado de agua potable con tecnología 100% mexicana y energía limpia, varios dispositivos de posicionamiento global, algunos sistemas de control automático basados en Arduino, por citar algunos.

En este mismo tenor de ideas hace unos meses comencé a barajar un proyecto con un ex-compañero, las cosas al final no fueron en el camino que debían y hoy cada uno de nosotros lleva rumbos distintos. Pero yo estoy convencido de que el proyecto en sí tiene mucho futuro. Y potencialmente en unos meses, cuando esté terminado, sería fácil de colocar en el mercado productivo. Estos días los paso casi en su totalidad frente a mi computadora trabajando con AutoCAD, SolidWorks y CATIA, tratando de diseñar y probar un prototipo que resulte funcional.

Hoy ya tengo un prototipo (virtual) totalmente diseñado y listo para ser puesto a prueba mediante simulación por computadora. No quiero hablar mucho al respecto en este momento, pero digamos que la parte mecánica y de propulsión ha quedado completada. En las próximas semanas estaré trabajando arduamente en el control electrónico para a final de año estar sobre el mando remoto. Espero durante los primeros meses de 2015 estar de lleno sobre el sistema de videograbación y posicionamiento global.

La última etapa, que hipotéticamente llegaría a mediados del próximo año estaría enfocado a transmisión de datos en tiempo real, algo de telemetría, situación en la que he querido trabajar desde hace un par de décadas pero que nunca tuve oportunidad para hacerlo. Por todo esto, es un proyecto que me apasiona, pero en el que desafortunadamente no tengo financiamiento alguno. En este sentido aún tengo holgura de tiempo. Con el software que tengo, puedo trabajar sin problemas hasta la parte de telemetría, aunque siempre será un hándicap no tener nada construido en la vida real.

Tengo tiempo, en los próximos meses intentaré buscar el financiamiento necesario para desarrollar el prototipo (real) funcional. De hecho ya tengo a alguien que podría aportar el recurso, pero no me siento cómodo trabajando con él, porque en realidad estaría trabajando para él, y al final del proyecto fácilmente seré reemplazado. No me volverá a ocurrir. Tengo que replantear esta situación porque finalmente se necesita dinero para llevar a cabo este proyecto.

Actualmente trabajo sólo, casi en su totalidad por mi cuenta. Tengo un par de alumnos que desean trabajar en el control electrónico, valoro seriamente su propuesta y de concretarse me permitiría avanzar más rápidamente, ya en el pasado un alumno me ayudó con la parte del modelado matemático para la parte dinámica del proyecto, sin embargo trabajar totalmente por mi cuenta no me significa un verdadero problema. En aquellos grandes proyectos que realicé siempre tuve a un equipo detrás apoyándome en todo. Hoy que no los tengo no siento una verdadera desventaja.

Tras casi una década en el mercado laboral tengo suficientes conocimientos, habilidades y experiencia en la Mecánica, Electricidad, Electrónica, Control y Diseño Asistido por Computadora, así que sin problemas puedo avanzar en cada uno de estos rubros sin mayores inconvenientes. En cuanto a telemetría si me encuentro muy rezagado, pero en mis ratos libres paso estudiando a profundidad el tema. Sin embargo estoy abierto a la colaboración, a pesar de que digan que soy un tipo difícil siempre estoy dispuesto a convivir profesionalmente con otras personas que tengan algo que aportar a un proyecto como este, aunque recuerden, en este momento no hay remuneración alguna.

Esto mismo me lleva a lo siguiente: ¿entonces para qué estoy desarrollando este proyecto sino hay dinero de por medio?, principalmente porque estoy seguro de que lo habrá si logro completar algunas etapas más, pero no debo mirar este proyecto por el dinero, quiero alejarme por un momento aunque sea de esa imagen que me he forjado de mercenario. Creo que este proyecto me mantiene actualizado y sobretodo capacitado para volver en cualquier momento a una empresa.

Intentaré en entradas próximas ir dándole seguimiento a este proyecto, y dejo abierta la invitación: si hay alguien, en el ámbito técnico mencionado antes, que esté interesado en algún área de mí proyecto no dude en enviarme un correo, quizá podamos llegar a una colaboración.

Anuncios