Estamos Jodidos Mexicanos

Cover

Aquí voy con otra crítica (constructiva) a mis connacionales. En México tenemos muchos problemas: un Presidente hijo-de-la-chingada (que nosotros mismos elegimos, bueno, yo no), autoridades que protegen más a los delincuentes, inseguridad, pobreza, falta de educación … ya mejor le paro, pero tengo la firme convicción de que al ser nosotros mismos los culpables, llegará el día en que podamos revertir esta situación. Uno de los males que más aqueja al mexicano común y corriente, así como yo, es el robo, en menor o mayor medida. Si usted, estimado lector, es mexicano o vive en México, no me dejará mentir; durante el año pasado usted, algún familiar o por lo menos un conocido fue víctima de este delito.

Y sí, podemos reclamarle a la Policía Municipal, Estatal, Federal, Militar, hasta a Batman pues; pero nada pasará. Mis padres me dijeron cuando fui por primera vez a la escuela: “cuida tus cosas, no todos respetan lo que es ajeno”, y por ahí deberíamos empezar, antes de cuidar nuestras pertenencias bien estaría enseñarle a nuestros hijos algo que a mí por lo menos me inculcaron a muy temprana edad: “si no es tuyo, no lo tomes”. Así de simple. Pero no, ahora las nuevas generaciones, y en general los mexicanos de estos días, parece que viven bajo la premisa de “si no está el dueño cerca, pues me llevo sus pertenencias”, menuda situación, y esto es realmente triste.

Hoy visitando un Grupo en Facebook dedicado a denunciar bicicletas robadas en el centro de México me topo con el siguiente caso, atentos con los comentarios:

2015-01-22 14.04.03

¿En serio Julio Galas Gaspar? ¿la persona a la que le robaron la bicicleta es el culpable del robo? Es la pendejada más grande que he escuchado, y vaya que si al día escucho un buen número de pendejadas, principalmente del pendejo de mi vecino. Simplemente inconcebible que alguien piense así en un mundo civilizado. Y ¿sabe qué es lo peor? así mismo piensan las autoridades de Gobierno encargadas de procurar Justicia en México. Este pensamiento es tan pendejo como el “abusaron de esa mujer porque llevaba ropa provocadora”, así de enferma tiene que estar una mente para culpar a la víctima de un delito.

Y sí, bla bla bla, todo eso de “compra un buen candado”, “inviértele el 10% del precio de tu bici a una buena cadena”, “contrata un seguro”, pendejadas en distinto nivel pero al fin del día pendejadas, porque entre más inviertas en una cadena o protección para bici, entonces más hábil se volverá el ladrón. Es cómo en los autos, hay vehículos que estacionados no los roban por su altísima tecnología, pero entonces bajan al conductor a punta de pistola y se llevan el auto de todos modos ya en movimiento.

¿Qué podemos hacer? cambiar uno mismo, no culpemos a la víctima, en ninguna circunstancia, nadie quiere a propósito ser víctima de un robo. Y siguiente paso: nunca, jamás compremos algo robado o de procedencia desconocida. Mi humilde opinión.

Anuncios