El mejor clasicómano de la historia

01

El próximo domingo llega la Clásica de las Clásicas: la Paris – Roubaix. Entendemos por Clásica aquella carrera de ciclismo de ruta de un sólo día que se corren predominantemente en Francia, Bélgica e Italia. También se les suele llamar Clásicas de Primavera porque se celebran en los meses de marzo y abril de cada año. Para ser catalogada como una Clásica, también se debe considerar algunos puntos tales como  la distancia y la dificultad del perfil de la ruta. Aunque actualmente se valora más su larga tradición y que los ciclistas de mayor renombre en la historia hayan ganado la carrera, un factor extra es el entusiasmo que haya en los espectadores a lo largo de la carrera y la reputación de los ciclistas que participen. Además, la carrera debe ser similar año a año, introduciendo relativamente pocos cambios en el recorrido.

De estas Clásicas existe un selecto grupo denominado Monumentos: que son las carreras con más prestigio y fama. En orden de celebración anual están la Milan – San Remo, el Tour de Flanders, la Paris – Roubaix, la Lieja – Bastonia – Lieja y el Giro di Lombardía. Después de las Grandes Vueltas (Tour de France, Giro d’ Italia y Vuelta a España, por orden de importancia) nada reviste más que ganar una Clásica y por supuesto aún más un Monumento, me atrevo a decir que aún más que ganar el Campeonato del Mundo. Ciertamente a mí me atraen mucho más las Clásicas que las Grandes Vueltas, a excepción de Tour; porque indudablemente los mejores ciclistas se disputan estas carreras a un nivel realmente sobresaliente.

En este contexto, la duda surge naturalmente ¿quién es el mejor ciclista de las Clásicas?, el mejor clasicómano de la historia pues. La respuesta fácil salta a la vista, Eddy Merckx, basta con echar un ojo a su impresionante palmarés: siete Milan – San Remo, tres Paris – Roubaix, dos Tour de Flanders, cuatro Lieja – Bastonia – Lieja y dos Giro di Lombardía. El Caníbal ganó todas y cada una de las Clásicas al menos dos veces. Sin embargo yo voy a discernir, porque si de cantidad se tratase, un ciclista texano sería el mejor del Tour de France y claramente no lo es.

Desde mi punto muy particular de vista, el mejor clasicómano de la historia, apenas adelante de Merckx, es Tom Boonen. Su palmarés puede quedarse corto respecto al Caníbal, pero si nos centramos en los dos más grandes monumentos, Boonen queda muy bien situado: cinco Paris – Roubaix y tres Tour de Flanders. Además, el elemento que me hace señalar a Boonen como el mejor de la historia es el hecho de que a él le tocó pelear las Clásicas con un nutrido grupo de grandes ciclistas que no se quedan tampoco tan lejos del estatus de leyenda que actualmente guarda Merckx. Tom Boonen se ha batido desde la década pasada a duelo en cada una de las clásicas con ciclistas que la historia les dará su lugar como verdaderas leyendas del ciclismo.

PIC452175673

Me refiero obviamente a Fabian Cancellera; el suizo tiene en su haber tres Paris – Roubaix, tres Tour de Flanders, una Milán – San Remo, dos Strade Bianche y tres E3 Harelbeke. Además podría mencionar a otros rivales de gran talla como Stuart O’Grady, Filippo Pozzato, Stijn Devolder, Óscar Freire y Philipe Gilbert. De tal manera, creo que Tom Boonen será pronto recordado como el mejor clasicómano de la historia debido a la notoria dificultad de ganar los Monumentos frente a rivales de gran nivel, aunque ciertamente juzgado por ser un ciclista que pudo haber dado más y que en cierta parte de su carrera se desvió del camino que lo hubiera convierto pronto en el indiscutible ciclista referencia en las Clásicas.

Tristemente en las últimas tres temporadas no hemos tenido la oportunidad de ver el duelo Boonen – Cancellara por diversos motivos, y ambos parecen haber llegado ya al ocaso de su carrera. Hoy se ve complicado que tanto Boonen como Cancellara puedan hacerle frente a una generación ávida de triunfos encabezada por Kristoff, Degenkolb y Testra, pero quizá en 2016 haya una última oportunidad de ver a dos de los más grandes clasicómanos de la historia. ¿Y qué hay del futuro? ¿hay alguien que se vislumbre como su sucesor? Yo me atrevería a mencionar al alemán John Degenkolb, pero igualmente el noruego Alexander Kristoff ha mostrado tener la capacidad de ganar Clásicas. ¿Peter Sagan?, hasta ahora no ha hecho nada que lo señale como tal, pero si el próximo domingo gana, sería una nueva opción. Sólo el tiempo lo dirá. Pero si gustan, mientras tanto dejemos a Eddy como el más grande.

Anuncios