Llamadas de “Número desconocido”

Llamada

Un pequeño incidente hace más de un año me hizo plantearme seriamente la posibilidad de bloquear llamadas y SMS provenientes de personas no deseadas (por no decir de hijos de la gran puta). En Android encontré una app de la cual ya les platiqué con anterioridad, pero como también ya les platicaba, uso dos teléfonos por un sistema básico de supervivencia, mi teléfono principal lo sabe mi familia y nadie más. Para todos los demás tengo mi número de siempre y listo, estoy disponible para todo de 7 am a 10 pm, siempre y cuando no esté trabajando, dando alguna clase, corriendo, andando en bicicleta o sentado en el trono de porcelana.

Hace un mes, decidí dar un paso al costado en toda esa vorágine por tener el teléfono con mayor resolución del mercado, sí, ese de 3 GB de RAM, un procesador Snapdragon 810 y su súper cámara de 21 Mpx … decidí regresar a un iPhone. Pero no a un 6 Plus, ni siquiera a un 5S … regresé, literal a mi iPhone 3GS ¡del 2009! Así es, decidí volver a utilizar como mi teléfono de “trabajo” a un viejo (6 años) iPhone que se dejó de actualizar desde hace un par de años.

Y no me quejo, funciona de maravilla, pero ya les platicaré de eso más adelante en otra entrada. La única pega, es que como teléfono “obsoleto” (programado) ya no puedo conseguir toda la variedad de apps que sí están disponibles, en este caso para el iOS 7 o superior. Por lo mismo no he sido capaz de encontrar una buena app que bloquee llamadas y mensajes que no deseo recibir. A Dios gracias el pendejo que me llamaba cada 30 minutos para preguntarme “¿cómo va todo?” lo ha dejado de hacer desde el año pasado.

Pero ahora me llegan llamadas de números desconocidos y de claves telefónicas de ciudades muy alejadas a la que actualmente resido. Desde que regresé al iPhone recibo llamadas de Sonora, Chihuahua, Chiapas, Oaxaca y últimamente el Distrito Federal. Yo no conozco a nadie que viva en esos lugares, y por lo tanto intuyo que se trata de alguna de las siguientes situaciones:

  • Algún estúpido gestor telefónico intentado venderme algo o cobrarme por algún servicio que en mi vida voy a utilizar
  • Algún otro idiota de alguna estúpida empresa telefónica invitándome a cambiarme de compañía
  • Algún hijo de puta que quiere hacerme una broma
  • O finalmente, alguno de los miles de hijos de perra que usan las líneas telefónicas para intentar extorsionar a las personas diciendo que pertenecen a un grupo de la delincuencia organizada o vaya a usted a saber qué mierda

Ante la imposibilidad de bloquear las llamadas simplemente las ignoro, porque ante todo hay un principio básico de supervivencia en esto de las llamadas telefónicas: si no te tengo en mi agenda, yo no te di mi número y entonces no tengo porqué mierda contestarte. Ahora, ante la insistencia desproporcionada por contactarme de un par de números de la Ciudad de México hago lo siguiente:

Veo la llamada, contesto e inmediatamente pongo en modo “silencio” la comunicación. En otras palabras, dejo que gasten dinero en llamarme y luego simplemente espero a que ellos se aburran, cuelguen el teléfono, y con suerte se den cuenta de que no les voy a contestar y dejen de insistir.

Más allá de una técnica desesperada y que busca sustituir lo que un programa informático hacía en mi anterior teléfono, la veo como una analogía de lo que bien podríamos aplicar en la vida real cuando algún miserable pendejo trata de hacernos pasar un mal momento, deberíamos poner en silencio nuestros sentidos y mandarlos directamente a la puta mierda.

Anuncios