“No todo es dinero”

Portada

Hoy anunciaban, con bombo y platillos, que soy “cuarto de la Clasificación General” y “primero en mi Categoría” usando el argot ciclista en la profesión a la que me dedico; lo que me coloca entre los mejores. Que “bonito” diría mi prima, esto significa que hago bien mi trabajo, cosa que debe ser inherente, me refiero a que “trabajo” y “bien hecho” son palabras que siempre deben colindar una con la otra. No sentí mayor satisfacción que la confirmación de una labor cumplida. En tono de broma mencioné: “No estoy aquí por la fama ni por los halagos ¡¿dónde carajo están los premios económicos por dichos logros?!”. Este sarcástico comentario despertó mucha molestia entre varios colegas.

“No todo es dinero” alguien apuntó. Cierto, de hecho, la gente que me conoce sabe que el dinero es lo que menos me importa en esta vida. Alguien me dijo que haber nacido pobre en México me otorga el 90% de probabilidades de morir pobre también, así que no ando por la vida viendo a quién me chingo para volverme millonario, si eso fuera en lugar de ingeniero sería político. En fin, si bien no todo es dinero en esta vida, desafortunadamente sí lo necesitamos para poder vivir. Decía mi ex patrón: “no vivo para trabajar, pero necesito trabajar para poder vivir”, tristemente.

Mi comentario iba más en el sentido de que hay incentivos en esta vida, profesional, que hacen más por uno que una simple felicitación, y obvio, lo primero que viene a la mente es el dinero. Pero cierto, eso no lo es todo, así que más allá del reconocimiento o los aplausos, que son bien recibidos, yo esperaría otro tipo de impulsores que me hicieran ser mejor, porque yo sé que no estoy ni a la mitad de mis capacidades; sin embargo viendo que otras personas (con peor clasificación y cerebro quizá) reciben mejores premios que yo, pues a veces caigo en la desidia.

Voy a omitir en lo posterior todo comentario sarcástico sobre el dinero, porque veo que la gente no lidia bien con el concepto. Y cosa rara, yo allá afuera sí conozco a una persona que no vende a su madre simplemente porque ya la vendió alguien antes … el dinero es poderoso.

Anuncios