Mi perfil en Facebook

A ver … les voy a platicar algo, muy personal por cierto. Abrí mi cuenta de Facebook allá por 2010, si la memoria no me falla, muy tarde considerando la historia de esta red social; pero es que yo soy un “migrante digital”, soy de la Generación X como dicen los que saben, y pese a que tuve contacto con las computadoras desde mi infancia, yo siempre las he usado para lo que (verdaderamente) fueron diseñadas. Si me abrí una cuenta fue por seguir el “hype” de mis amigos. Y no me arrepiento. Desde esa época todos, literal, todos se mudaron a Facebook y por ende en lugar de andar entrando a websites, blogs o leer mis feeds RSS, pues mi muro (wall) se ha convertido en mi hub, un concentrador de toda la información que me interesa. Y por sino lo saben mis intereses pasan principalmente por automovilismo, ciclismo, tecnología, música y cosas similares.

No sigo a nadie, a nadie absolutamente. No se sientan mal, pero a todos los que acepto como mis “Amigos” inmediatamente los dejo de seguir. No quiero ser grosero, pero en verdad, no me interesan sus vidas, sus parejas, sus actividades ni nada de lo que ustedes hagan. Con mis verdaderos amigos y con mi familia, en lugar de ver sus muros voy con ellos y platico, convivo. Como hace años escribí en este lugar: “la vida se vive, no se publica en Facebook”. Para eso son las redes sociales ¿no? Lo que yo publique espero que tampoco le interese a muchos. Y nuevamente, lo que publico tiene una estrecha e innegable relación con lo que me interesa.

Facebook es un lugar extraño. En estos años me ha pasado de todo: me han amenazado de muerte, me han propuesto matrimonio, me han insultado, me han halagado, en fin. Y no me espanto, es Facebook. Para mí es una parodia de la realidad. Tanto que en 2013 decidí cerrar mi cuenta, dije suficiente es suficiente. Pero a los pocos días pensé “¡mierda! ¿y ahora dónde veo las fotos del Tour de France?” … pues me abrí otra cuenta, pero ya no con mi nombre. Como Facebook es un lugar lleno de mentiras y postureo, me decidí convertir en un personaje digital, parodia de mi realidad, pero reflejo de mi verdadera forma de ser. Así nació mi pseudónimo: Jon Tomac. “Jon” porque así me llama la gente que amo y “Tomac” porque bueno, John Tomac es John Tomac:

John Tomac - 16

Por ende, mi perfil de Facebook nada tiene que ver con mi persona, “Jon Tomac” no es Jonathan Quiroga-Tinoco, yo no soy Jon Tomac. Ahí no es el lugar para preguntarme cosas o entablar una relación. No se equivoquen amiguitos, Facebook no es la vida real, por mucho que se parezca. Si algo (de importancia) tienes que arreglar conmigo, hazlo de frente, la respuesta será inmediata.

Anuncios